Últimas entradas

Lo último

miércoles, 30 de noviembre de 2016

SE SIGUE ACERCANDO EL FINAL DEL DINERO EN EFECTIVO

Lo comentábamos tan sólo hace un par de días compartiendo esta entrada, donde se ve venir que el objetivo es acabar con el dinero físico, al tiempo.

El Gobierno incluirá entre sus próximas medidas para aumentar la recaudación de Hacienda y extremar los controles sobre el cobro del IVA una reforma legal para limitar a 1.000 euros los pagos en efectivo, frente a la cuantía hasta ahora establecida de 2.500. La drástica rebaja se aplicará a todas las operaciones en las que "alguna de las partes intervinientes actúe en calidad de empresario o profesional", y se aplicará a los pagos en euros o su contravalor en moneda extranjera.
Según ha sabido El Confidencial, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha comunicado esa medida, junto con las ya conocidas de subida de algunos impuestos 'menores', a los dirigentes del PP que preparan las reuniones con los representantes de los gobiernos autonómicos del Consejo de Política Fiscal y Financiera. El Ejecutivo busca un pacto con el PSOE y Ciudadanos, pero sobre todo con las autonomías, sobre el primer paso del próximo proyecto de Presupuestos del Estado, el llamado techo de gasto, que tiene que ir al próximo Consejo de Ministros.

Montoro está dispuesto a revisar al alza los objetivos de déficit de este año y de 2017 de las comunidades, pero necesita aumentar la recaudación para ajustar las cuentas sin recurrir a nuevos ajustes en los gastos. Como el Gobierno descarta subir los tipos del IRPF y los tramos del IVA, volverá a recurrir al ascenso en el Impuesto de Sociedades, a los llamados especiales que gravan el alcohol y el tabaco, aunque en Hacienda reconocen que ya queda poco que rascar en ese sector.
Las medidas estrella para aumentar los ingresos de la Agencia Tributaria serán los controles para aumentar el cobro por IVA, donde todavía hay una gran bolsa de fraude. En 2012, Montoro ya limitó a 2.500 euros los pagos en efectivo, con una reforma de la normativa tributaria, presupuestaria y financiera "para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude". En los casos de incumplimiento, se estipula una multa del 25% sobre la base de la sanción: toda cantidad que supere el límite fijado.
Preguntado en el Senado por las negociaciones con los gobiernos autonómicos, el ministro de Hacienda dijo que esperaba "concurso positivo" con las comunidades en el Consejo de Política Fiscal de mañana, y recalcó la importancia de cumplir con el compromiso de reducción de déficit público acordado con Bruselas, hasta el 4,6% este año y el 3,1% en 2017, lo que supone bajar en 1,5 puntos del PIB el desfase entre ingresos y gastos en un solo año.
Sobre las subidas de impuestos que vienen, Montoro comentó que las medidas tributarias para cumplir con esos objetivos de déficit se centrarán en recaudar más a través del Impuesto de Sociedades, "profundizar" en el control tributario y la lucha contra el fraude, así como "apelar" a determinados impuestos especiales. "No vamos a subir impuestos a consumidores, familias, pequeños emprendedores ni autónomos", remachó.

No hay comentarios: