Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

sábado, 12 de noviembre de 2016

PROBLEMAS EN EL CAMPING OCUPADO DE CALAFELL



Los propietarios del cámping okupado desde hace años en Calafell pedirán al juez el desalojo de la instalación. En las últimas horas parecía que el antiguo cámping podía quedar vacío, pero los ocupantes han dado muestras de querer seguir en el interior y la situación amenaza con alargarse.

La próxima semana la propiedad recurrirá a la vía civil después de no haber conseguido el desalojo por la vía penal en tres intentos. En dos de ellos denunció la ocupación y en un tercero la incitación cuando los okupas invitaron a colectivos de toda Catalunya que entrasen en la instalación.

Intento
En las últimas horas parecía que los ocupantes podían dejar el cámping. En la noche del jueves se creyó que no quedaba nadie dentro y se planteó el cierre y el tapiado, pero finalmente sí que había personas en la instalación, por lo que se descartó la medida. 

A primera hora de ayer viernes Policía Local y la brigada municipal acudieron al cmping y pidieron a los ocupas que retirasen eál mercadillo que tienen de forma permanente en el exterior del recinto. Los trabajadores municipales retiraron pancartas, lonas y algunos muebles y se confió en que los ocupantes acabarían de quitar el resto. Pero no fue así.

El mercadillo seguía a última hora de ayer y ante las nulas esperanzas de la propiedad para un desalojo voluntario, el martes pondrá la demanda en el juzgado. Según se ha explicado, reclamará a los okupas el llamado daño emergente, que cuantifica los daños que ha podido sufrir la instalación desde que fue ocupada hace años.

Imagen
La situación del cámping ha generado quejas en algunos vecinos, que lamentan la mala imagen en una de las principales entradas a la localidad tanto en coche como en tren. Sobre todo por el mercadillo que hay montado en el exterior y donde se ofrecen productos de segunda mano. Ayuntamiento y okupas habían pactado que en noviembre dejarían la instalación, ya que su propietario tenía previsto impulsar una actividad recreativa en el gran pinar del cámping. 

El alcalde Ramon Ferré ya anunció aquel acuerdo y se mostró convencido de que los ocupantes cumplirían su parte. Sin embargo, a medida que avanzaba el mes, algunos vecinos temían que la situación se enquistase y hubiese dificultades para vaciar la instalación, como parece que sucederá.

En un primer momento de la ocupación quienes se instalaron generaron problemas como ruidos y peleas y Policía Local y Mossos d’Esquadra tuvieron que acudir en diferentes ocasiones, además de que la zona no ofrecía ninguna garantía de salubridad. 

Cuando esos okupas se fueron entraron otros que sanearon los terrenos y lo calificaron como espacio liberado y abierto a la ciudadanía con actividades.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esto no se puede tolerar, ¿ que leyes son las protegen a la propiedad privada de los ciudadanos? Pues hoy en día ninguna, para desalojar a alguien de tu propiedad, tiene que pasar el tiempo, denuncias y más denuncias, no hay derecho, y que lo sepan los políticos al más alto nivel, mientras que no deis una solución a este gran problema, estaréis engañando a la gente con vuestras promesas de arreglarlo todo, tampoco he sentido nunca que ocupan la propiedad privada de una alta autoridad, es urgente cambiar las leyes que amparan al ocupa y en muchos casos al delincuente, y si no ¿como no es delito que si te roban menos de 400€ sólo sea falta? Es una vergüenza y como esto mucho más,
Un saludo