Últimas entradas

Lo último

domingo, 9 de octubre de 2016

EL PROBLEMA DE LOS MANTEROS, AHORA TODO EL AÑO

Sigo sin entender cómo no se hace frente a este problema desde el punto de vista real, todo el tiempo y esfuerzos que los ayuntamientos dedican a ello y el coste que representa para el contribuyente, no servirán para nada mientras no se actualicen o modifiquen las correspondientes leyes. El mantero vende productos falsificados, por tanto hablamos de delito o infracción, ocupa la vía pública sin el preceptivo permiso, cometiendo otra infracción, si además se encuentra en situación irregular, una nueva infracción, a lo que cabría añadir el perjuicio ocasionado a los comerciantes de la zona por competencia desleal o fraudulenta, o sea, un cúmulo de infracciones contra las que las policías locales no pueden actuar. Una problemática con demasiada polémica, tan sólo habría que hacer que se cumplieran las normas como tenemos que hacer el resto de mortales, de tal forma que, realizando controles previos con identificación de los individuos, seguimiento y actuando contra los reincidentes, sería suficiente para, en caso de situación irregular y dicha reincidencia, se pudiera proceder a la expulsión automática del país, una simple cuestión legal que no pueden resolver los ayuntamientos, sino los políticos, mientras eso no se produzca, el problema, lejos de solucionarse, tenderá a agravarse.

Prevención. Intensificar los controles para intentar evitar que los manteros lleguen a colocar sus productos en los puntos habituales de venta en los paseos marítimos y calles de Cambrils, Salou, Vila-seca, Calafell, El Vendrell y otros muchos municipios, sobre todo de la costa.
La prevención es la receta que, en una reunión de representantes de los municipios más afectados por el top manta para analizar la campaña estival, se puso sobre la mesa con el director general de policía, Albert Batlle, y mandos de diferentes cuerpos policiales.
Pero ese control debe intensificarse y mantenerse porque, como reconoce el propio Batlle, el fenómeno del top manta «ha dejado de ser estacional» del verano y ya puede verse a lo largo de todo el año en las principales áreas de atracción turística.
Recursos locales
Pero esa prevención exige destinar recursos y los ayuntamientos ya van justos en efectivos y en dinero para alargar las horas de vigilancia. Además temen que muchos policías locales para vigilar a los manteros deje desatendidas otras tareas que reclaman los vecinos.
Además, según los sondeos que realizan los propios municipios, una parte de la población no entiende el fenómeno del top manta como un problema de inseguridad ciudadana frente a otras situaciones como los robos y los atracos, que además generan alarma social.


Coordinación
En este sentido, la prevención y el control pasan por incrementar la coordinación entre policías locales y Mossos d’Esquadra para frenar la llegada de manteros a los diferentes municipios. Ese aumento de coordinación, que los representantes municipales consideran vital para poderla asumir desde las arcas locales, es sin embargo escuchada por los municipios con las dudas de hasta cuándo se puede mantener. Porque la presencia de manteros es constante.
El director general de la Policía destacó que la coordinación de este verano, tras unas temporadas de «desajustes», ha permitido asestar importantes golpes a bandas en forma de decomisión de productos e incluso interviniendo en naves donde se almacenaban los materiales que iban a ser puestos a la venta.
Reducido en número
En la reunión había representantes de Salou, El Vendrell y Calafell que destacaron cómo se habían incrementado las horas de vigilancia en sus paseos y calles, pero también en las principales entradas a los municipios por carretera o tren y que habían permitido rebajar el número de vendedores, aunque para el comercio local todavía son muchos.
Los municipios también destacan la colaboración entre los pueblos para evitar que los manteros puedan cruzar las fronteras locales para escapar a los controles. Un punto que ya se había logrado entre municipios vecinos pero que señalaron que debe mejorarse.

No hay comentarios: