Últimas entradas

Lo último

sábado, 1 de octubre de 2016

CALAFELL DECLARA LA GUERRA A LAS SOMBRILLAS



Hace dos años el Ayuntamiento de Calafell avisó que con la remodelación del paseo marítimo también exigiría una uniformidad en las terrazas y que las sillas de plástico y sombrillas con marcas publicitarias estarían prohibidas. Así, cuando otorgaba la licencia de ocupación de vía pública también entregaba un catálogo de modelos de mobiliario permitido.
Sin embargo, todavía había algunos locales con las chillonas sombrillas de Coca-Cola o de los helados Frigo, principalmente. Ayer el Ayuntamiento dio un paso más y denunció a una docena de locales. La sanción puede ser de hasta 1.500 euros, aunque fuentes municipales explican que se estudiará el importe final. Las mismas fuentes señalan que la ordenanza contempla incluso que pueda retirarse la terraza, cosa que de momento no se hará.
‘Sin tiempo’
Locales con el mobiliario no autorizado mostraron su sorpresa y señalaron que no les ha llegado ninguna sanción, aunque reconocen que han recibido avisos en este sentido. También apuntan que durante la temporada estival el trabajo les ha impedido la renovación. Desde el Ayuntamiento destacan que hace dos años que se avisó de la normativa. Ahora los locales temen la sanción. El Consistorio también avisa que, de no solucionarlo, el próximo verano podrían quedarse sin licencia de ocupación de la vía pública.
Sin embargo, en el otro lado están los establecimientos que han realizado una inversión en renovar el mobiliario y que consideran que da mala imagen las sombrillas estridentes de marcas publicitarias.
De hecho, el objetivo de la iniciativa de exigir un tipo de mobiliario es que las terrazas tengan una calidad estética como la que ya aplican la mayoría del centenar de establecimientos del paseo marítimo del municipio. En este sentido, también se limita la colocación de cartelones anunciando menús y ofertas e incluso la altura de algunos expositores colocados en la calle.

Renovación de toldos

Otra de las medidas que ya avisó el Ayuntamiento que impondría es la de evitar los cerramientos de terrazas con el objetivo de que las máquinas de limpieza puedan pasar por los locales a las horas de cierre de los negocios.
Así, ha obligado a que los toldos que se coloquen sean del modelo fijado a la pared sin postes anclados en el suelo. Ayer precisamente diversos locales estaban colocando este tipo de toldos que quedan recogidos por la noche.
Desde el Ayuntamiento se explica que se ha dado un tiempo para que se realicen los cambios y que ahora se irá por la vía de las sanciones. También se señala que en las próximas semanas comenzará a realizarse un análisis de cómo ha funcionado la prueba piloto de los tres chiringuitos de locales del paseo marítimo que se han permitido este verano sobre la arena.
En función de los resultados el próximo año la posibilidad estará abierta a todos los estalecimientos que lo soliciten.

No hay comentarios: