Últimas entradas

Lo último

miércoles, 28 de septiembre de 2016

UN CASO INDIGNANTE EN CUNIT

Uno de esos casos, que viendo cómo funciona el país con los corruptos campando a sus anchas, robando a manos llenas, sin devolver un duro y ante una total impunidad y, que un matrimonio de jubilados que bastante doloroso tiene que ser un desahucio, como para que veinticinco años después y por la incompetencia de un abogado, sin protección por parte de ningún estamento, sin recursos ni conocimientos, tenga que soportar este tipo de situaciones, es realmente indignante.


Reviven la pesadilla de 1991 cuando fueron desahuciados de su casa de Madrid. «Sin aviso, ni documentación, ni citación por parte del banco», recuerda Savador Roberto. Llegó un cerrajero y en dos horas él y su esposa Carmen Trabazos estaban en la calle. «Cambiaron la cerradura y estábamos fuera».
La pesadilla vuelve 25 años después. El BBVA reclama ahora al matrimonio 7.688 euros en concepto de la liquidación de las tasas y costas judiciales y embargarán la pensión de 800 euros de la que vive de la pareja a razón de 39 euros al mes.
Otro embargo
El matrimonio creía que ya habían saldado la deuda. De hecho, en 2005 también les embargaron la cuenta para hacer frente a la deuda pendiente de 4.000 euros por el desahucio. Fue entonces cuando pudieron retirarles 40 euros mensuales porque el matrimonio ya cobraba una pensión.
Con 77 y 73 años, la pareja, afincada ahora en Cunit, sabe que no tiene otra salida. En su día solicitaron acogerse a la justicia gratuita, pero el abogado que debía defender su caso no movió ni un solo papel. El actual abogado del matrimonio, Andrés Giordana, explica que esa inactividad de entonces invalida ahora cualquier recurso.
Según explica el matrimonio, creían que un abogado estaba llevando su caso hasta que hace cuatro meses le llegaron las nuevas reclamaciones para hacer frente a los costes procesales. Lo asumen con la resignación de quien no puede hacer nada y con la creencia de la injusticia que se presenta en su casa después de dos décadas.
Salvador y Carmen se instalaron en la casa de su hijo en Cunit, que además durante una época también pasó por dificultades. Robert, el hijo del matrimonio, explica que ha podido lograr un acuerdo con Bankia para poder seguir pagando su casa en función de sus escasos ingresos.
«Es una situación de impotencia y de rabia. Mis padres han hecho todo lo que han podido y ya son muy mayores. No hay derecho». Pero el abogado del matrimonio señala que precisamente es con el derecho por delante que se puede reclamar los costes procesales al matrimonio después de 25 años.
Movilizaciones
Para el abogado Andrés Giordana, el caso debería estar prescrito, pero la inactividad de la justicia gratuita a la que recurrió el matrimonio les ha condenado. En este sentido, Salvador y Carmen esperan «que por ética y justica» no les sea embargada su cuenta para pagar esas costas procesales.
El matrimonio de Cunit ya ha comenzado a recibir el apoyo de vecinos que piden al Ayuntamiento que interceda ante el banco. También la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de El Vendrell se ha puesto a disposición de la pareja y no se descarta que inicien movilizaciones en los próximos días.

No hay comentarios: