Últimas entradas

Lo último

jueves, 29 de septiembre de 2016

CONSEJOS PARA QUE NO TE ROBEN EL COCHE

De todo lo que aparece en el artículo y, por propia experiencia, me quedo con el sistema más eficaz y económico de todos ellos, un simple desconectador de bomba de gasolina, un pequeño interruptor camuflado debajo del salpicadero, el coche lo pueden arrancar, pero cuando han recorrido unos pocos metros, se les para y tienen que salir por patas, está claro que si lo quieren robar, lo van a conseguir y, que las alarmas son eficaces, pero como añadido da un plus de tranquilidad.

Consejos y sistemas para que no te roben en el coche

Es difícil evitar que te roben el coche o dentro de él: basta un golpe en el cristal. Pero sí existen trucos y dispositivos (bloqueos de dirección, alarmas, cortacorrientes…) que lo dificultan.
Eduardo Cano.


Por desgracia, el robo de coches y de sus pertenencias está a la orden del día: sólo en 2015, y de media, se sustrajeron en España 12 coches por hora. De ahí que losfabricantes de automóviles incorporen nuevas fórmulas que, cada vez más, dificulten los robos a los delincuentes. Un ejemplo se consigue con la cada día mayor integración de los equipos de sonido y navegación instalados ya de fábrica. De hecho, unos y otros separan en casi todos los casos la pantalla (a menudo táctil) de los botones y mandos de gestión. Otro clásico es la instalación de antirrobos, bien de serie o como opciones. Ya es un estándar la llave de contacto codificada y en muchas versiones, sobre todo de gamas medias y altas, los sistemas de alarma con sirena. Sin embargo, los asaltos se siguen produciendo, en gran medida porque los ladrones también se han especializado, “reciclándose” para ponerse al tanto del funcionamiento y neutralización de gran parte de estas tecnologías, hasta conocer en detalle y de antemano su “modus operandi”.
Para intentar resolver este problema, las marcas invierten cada vez más en el desarrollo de artículos antirrobo, poco a poco más capaces e inexpugnables. La variedad es ampliasencillas barras rígidas de volante, que en algunos casos bloquean alguno de los pedales (las más efectivas son, sin embargo, las que se soportan sobre el cuadro) que cuestan entre 20 y 80 eurosbloqueos del freno de mano (cuando éste es de tipo palanca, el más habitual) y cambio, que suelen partir de unos 36 euros; e inclusohay cortacorrientes y alarmas, algunas de las cuales, las más sofisticadas, incluso cuentan con posicionamiento por GPS o teléfono.

Alarmas: sencillas… o muy completas

Empezamos hablando de alarmas. Y hay de todo tipo: desde las más sencillas, que salen por poco más de 25 euros (ojo, sin contar con una instalación que fácilmente se va por encima de los 70 euros) y que bloquean la pasividad de arranque del motor. Omás complejas, que ya integran antenas GPS o GSM para ubicar el coche en todo momento. Éstas últimas pueden incluso abrirlo a distancia y parar su motor en plena marcha. Por descontado, avisan de cualquier intento de sabotaje, de movilización sin intervención de la llave y de impactos que pueda recibir permaneciendo el coche aparcado. Es más, suelen contar con un intercomunicador para averiguar qué sucededentro del habitáculo. Con independencia de precios, un testigo led avisa de su activación a cualquiera que se fije en el interior.

Volviendo a las alarmas más completas, éstas pueden añadir complementos una vez instaladas. Se trata de módulos independientes que dotan al vehículo de protección adicional. Es el caso de los sensores electrónicos de vibración, de los módulos anti-elevamiento de ruedas (80 euros), de los específicos para aparcar abierto un descapotable (unos 90 euros, alarma aparte) o de los de tipo alzacristales, entre otros.
Para un especialista, montar una buena alarma (entre 130 y 180 euros, como las de la popular firma Cobra) no es complicado, como tampoco lo es su manejo, a menudo asociado al mando a distancia del vehículo. Nos hemos fijado en una de las más completas del mercado, la que propone la compañía Prosegur. Su propuesta de seguridad para vehículos está conectada a una central de emergencias encargada de activar el protocolo cuando el mecanismo emite una alerta en tiempo real. La ventaja inmediata es la puesta en marcha del rastreo para la localización del vehículo, en caso de robo, en cualquier momento del día, indicando su posición a las fuerzas de seguridad. El sistema también avisa al propietario del vehículo si el estado de la batería es bajo. Y permite configurar alertas, avisos e informes, y hasta localizar el turismo a través del teléfono móvil del propietario. Los servicios más completos incluyen alertas de zonas "in&out", de velocidad, de desplazamiento de grúa, reproducción de rutas, informes de gestión y seguimiento de rutas, alertas vía correo electrónico, puntos de interés y organización y gestión de flotas de empresa.

Sistema eCALL

Uno de los servicios hoy más interesantes que pueden ofrecer las alarmas más sofisticadas es el denominado sistema eCall, o de llamada automática de auxilio en caso de accidente, que también pueden ser capaces de localizar el vehículo en caso de robo. Éste también puede activarse pulsando un botón SOS al efecto, situado en el interior del vehículo y dotado de intercomunicador con una central receptora. Este sistema, que pronto será obligatorio en todos los vehículos de nueva producción comercializados en la Unión Europea, emite una señal de alerta a una central de alarma contratada que, una vez verificado el suceso, lo notifica al servicio de emergencias, informando así a los equipos de rescate y salvamento del lugar exacto donde se encuentra el vehículo siniestrado para que la ayuda salga de inmediato y llegue en el menor tiempo posible.

Cortacorrientes: barato y muy efectivo

Otra solución por la que optan bastantes conductores hoy en día es la delcortacorrientes. Entre piezas e instalación (salvo que seas un auténtico “manitas”, te recomendamos acudir a un mecánico especialista para montarlo y evitar problemas e interferencias con la electrónica del coche que derive en males mayores de los que intentas prevenir) te puede salir por unos 100 euros: sea en el coche que sea y, eso sí, con un trabajo bien hecho, limpio y ausente de cables, perforaciones a la vista y, sobre todo, interruptores que puedan delatar su presencia.
Su funcionamiento es sencillo: un conector bien oculto (los hay incluso táctiles), a veces en el fuelle del cambio o en la base de la columna de la dirección, desconecta la conexión entre el contacto y, por ejemplo, la bomba de combustible o la toma de diagnosis (OBD) del vehículo. Con él activado, arrancar el coche, o cualquiera de los equipos eléctricos de a bordo, es sencillamente imposible. Es más, se puede colocar un cortacorrientes doble con secuencia de tiempo: sólo funciona si tocamos en dos sitios y esperamos unos segundos, lo que a priori ignora el ladrón.

Nuestra opinión y consejos para que no te roben

No hay duda que, en parte, lo del robo de coches es una lotería, y además la máxima de “si quieren quitártelo, te lo van a quitar” suele cumplirse casi siempre. Pero al mismo tiempo hay medidas para ponerlo difícil. Por ejemplo, y a toda costa, es obviamente básico evitar dejar nada en el interior del coche, sobre todo a la vista y más aún si es de valor. Y eso que hay casos en los que no hace falta ni que lo sea. Por ejemplo, una ventosa para soportar el navegador sobre el salpicadero puede indicar que hay un equipo así oculto en algún lugar del coche: punto de partida para que lo fuercen, aunque luego no encuentren nada. Dejar la guantera abierta, vacía (ni con documentación) y hasta un cartel que avise de la ausencia de elementos de valor puede funcionar, por rudimentario que parezca, incluso estacionando en garaje. Cuestión de disciplina personal.
A partir de ahí tienes de todo como hemos visto: los bloqueos mecánicos que te contamos en este artículo, alarmas (las de localizador son caras porque obligan a un mantenimiento mensual que ronda los 20 euros, equipo e instalación aparte) ycortacorrientes, más económicos pero efectivos, salvo si quieren remolcar el coche para llevárselo. Ten claro que “ellos” están a la que salta, incluso sobre inhibidores y electrónica asociada, y que juegan con nuestra apatía y nuestro hastío cotidiano: a veces aparcamos de cualquier modo con tal de llegar a casa o al destino de turno. Llegados a este punto, no está de más leer estos consejos:
1-A ser posible, aparca en una zona bien iluminada y no aislada.
2- Si estacionas al lado de un bordillo o pared, deja las ruedas giradas y bloqueadashacia ellos. Evitarás que empujen o remolquen el coche con facilidad.
3- En marcha, los seguros de las puertas ciérralos para evitar asaltos en detenciones y semáforos.
4- Equipa el coche con algún sistema antirrobo y conéctalo cada vez que aparques, aunque sea por poco tiempo.
5- No dejes las llaves del coche ni sus copias en el interior o en sus proximidades.
6- No dejes ningún objeto de valor en el interior del coche, ni siquiera oculto. Tarjetas de banco, carteras, navegadores, ordenadores, tablets, cámaras... son los preferidos de los delincuentes y no dudarán en forzar el coche para hacerse con ellos. Ojo a lugares de vacaciones, donde se baja la guardia y se deja parte del equipaje a bordo.
7- Si usas un navegador portátil evita dejar pistas, como un cable conectado al mechero o la señal o cerco de la ventosa en el cristal: sólo por eso se rompen muchas lunetas buscando el dispositivo dentro del coche.
8- Llévate la documentación si vas a dejar el coche parado durante un período largo. Recuerda que no está de más contar con alguna copia de los papeles a buen recaudo: también se roban y para hacer negocio con la documentación sustraída.
9- En casa, llaves y copias no deben estar muy a la vista para evitar descuidos.
10- Cierra bien el coche cada vez que bajes de él: muchos robos acontecen al bajar para abrir un garaje, al poner gasolina e ir a pagar… Situaciones en las que, además, el seguro no se hace cargo por tachar el acto de negligencia del propietario.
11- Asegúrate al bajar y cerrar con el mando de que el coche, efectivamente, se haya cerrado. Uno los últimos métodos de robo consiste en aplicar inhibidores para evitar que se cierren: una vez te alejas, simplemente abren las puertas y sustraen todo lo que pueden. Suele suceder sobre todo en zonas turísticas y de vacaciones.

También te puede interesar:

No hay comentarios: