Últimas entradas

Lo último

jueves, 25 de agosto de 2016

UNA BRILLANTE INICIATIVA DE LOS COMERCIANTES DE CALAFELL

Mientras unos utilizan las nuevas tecnologías para cazar Pokémons, hay quien sabe darles una utilidad más rentable, como en este caso los comerciantes de Calafell, iniciativa que seguro va a ser imitada por los comerciantes de otros municipios, enhorabuena por la idea, sencilla, práctica y muy útil. Esperemos que se unan todos los del municipio y consigan que los chorizos desaparezcan por falta de trabajo.


«La mujer de rojo lleva una bolsa forrada de aluminio. Cuidado». Es uno de los mensajes enviados por un comerciante de la zona peatonal al resto de miembros del grupo de Whatsapp que han creado para alertar de la presencia de ladrones o timadores.
Cuando salta el mensaje de que hay una mujer vestida de rojo por la zona y con una bolsa forrada de aluminio para burlar las alarmas, en 64 comercios de la zona peatonal de Calafell agudizan la atención. «Acaba de entrar en mi tienda», se lee en otro mensaje al grupo de Whatsapp.
Gran efecto
La iniciativa ha logrado un gran efecto y los comerciantes destacan que han tenido menos incidentes, «o por lo menos estamos alerta para evitarlos». Porque además de los mensajes de texto, por el sistema de mensajería también se envían las imágenes de aquellos que intentan robar o colar billetes falsos. Y los que intentan robar saben que están vigilados.
Algunas de esas imágenes también se envían a la Policía Local desde donde se señala que el sistema ayuda a los cuerpos de seguridad a identificar a quienes están por la zona con malas intenciones.
El billete de 50
Durante el verano son decenas de mensajes de alerta los que entran al grupo de whatsap de los comerciantes. Esta temporada ha destacado el intento del timo con el billete de 50 euros. En este engaño un presunto cliente paga con ese billete y cuando el comercio le entrega el cambio, se desdice de la compra. Entonces reclama el billete y también intenta irse con el cambio.
«Si sabes las características de quien intenta ese timo ya no le coges el billete, o dices que no tienes cambio», explica un comerciante de la zona peatonal. «Es una manera de ayudarnos entre todos y al estar atentos los ladrones acaban no viniendo».
Además de las cámaras de vigilancia que tienen en sus establecimientos o de los arcos de seguridad que detectan las alarmas, el sistema del grupo de Whatsapp destacan que es más ágil y permite interactuar de manera inmediata.
Todos vigilantes
El sistema de Calafell sirve de ejemplo para otras zonas de comerciantes del Estado por su efectividad. Además destacan que permite un mayor contactos entre los comerciantes. En el grupo hay establecimientos de todo tipo, incluso de restauración que se convierten en vigilantes de la calle y que avisan cuando los ladrones mas habituales hacen acto de presencia.




No hay comentarios: