Últimas entradas

Lo último

martes, 2 de agosto de 2016

¿QUÉ PASA CON EL CLAN MAFIOSO PUJOL?

Tanto bombo y platillo que se le dio en su momento al clan mafioso de los Pujol y, siguen pasando los meses, pero nunca más se supo, teniendo en cuenta que ya deberían estar todos juzgados, está claro que la justicia no es la misma para todos, ¿alguien duda que la justicia está comprada?
Por Joaquín Abad.- El Gobierno y los centros de poder han entrado en pánico ante la posibilidad de que Jordi Pujol haga uso de los dossiers que guarda si los miembros del Clan Pujol pisan la cárcel. El ex president de la Generalitat dispuso de un servicio de inteligencia conocido como los “Pata Negra” formado por ex agentes del entonces CESID que elaboraron informes durante años sobre las redes de corrupción, escándalos y sus ramificaciones en todo el Estado español. La filtración de los dossiers haría tambalearse la democracia.
El ex molt honorable, Jordi Pujol, ya hizo un amago durante su comparecencia en el Parlament catalán, el 25 de septiembre de 2014, cuando al ser interpelado sobre el origen de su fortuna que atribuía a la herencia de su padre, y ante las dudas de algunos diputados, manifestó que si ponía en marcha el ventilador se iba a armar gorda.
Lo que pocos conocen, pero si el Gobierno Rajoy, la oposición y los centros de poder, es que tras el escándalo de Banca Catalana, Pujol lo tuvo claro. Logró que los miembros del tribunal que le juzgaba fueran convenientemente tocados. Sorprendentemente salió absuelto.
El Gobierno de Felipe González había ordenado a los fiscales que dejaran en paz al molt honorable. Y ahora que uno de los fiscales, Villarejo, no tiene inconveniente en airear la orden que le dieron, debemos recordar el párrafo de Salvador Sostres en “El Mundo” contando cómo se enterró el caso Banca Catalana:
“Piqué Vidal hizo una lista de los 41 magistrados de la Audiencia de Barcelona que tenían que decidir si procesaban o no a Pujol y visitó uno a uno a los que calculaba que estaban más dispuestos a dejarse convencer. Y a cada uno de ellos les hizo una oferta que no pudieron rechazar”.
“No una oferta genérica -prosigue Sostres- sino perfectamente personalizada: ayudas al hijo yonqui, el puesto de trabajo de la esposa con problemas, cantidades económicas para las situaciones desesperadas, etcétera. Todo ello, naturalmente, con cargo al erario público. Un día antes de la votación, en 1986, Piqué Vidal estuvo en condiciones de anunciarle a Pujol: ‘Presidente, ganaréis por 33 a 8’, que fue exactamente el resultado de la votación del día siguiente”.
Se investigó las debilidades de los magistrados
Por supuesto que para llegar a cambiar la voluntad de 33 jueces hubo una minuciosa labor de inteligencia que investigó las debilidades de cada uno de los magistrados.
A partir de esa experiencia y para extender el control a jueces, fiscales, políticos, empresarios y otras personalidades, desde la Generalidad Pujol montó un servicio secreto de agentes conocidos como los “Pata Negra”.


Algunos de ellos eran agentes de la “antena” (oficina) del Centro Superior de Información de la Defensa (CESID) en Barcelona, que en su momento fueron utilizados por el ministro de Defensa Eduardo Serra para investigar las andanzas de Javier de la Rosa, entre otras misiones impropias.
Parte de los agentes pasaron al servicio de Pujol cuando se desmontó la “antena” del CESID en Cataluña, una de las exigencias de CiU para apoyar la investidura de José María Aznar en 1996 tras ganarle las elecciones a Felipe González, pero sin mayoría absoluta.
En estos días la sociedad española comprueba como el escándalo Pujol es tratado con algodones por jueces, fiscales y el propio Gobierno que no se atreve a que el ex-molt honorable pase la pena del telediario.
Orden de no detener al Clan Pujol
En el despliegue policial del pasado martes los doscientos agentes que intervinieron en los registros de las viviendas y oficinas del Clan Pujol en Barcelona debían tener sumo cuidado. Habían recibido órdenes taxativas de no realizar ninguna detención, fueran cuales fueran los resultados de los registros.

Incluso cuando acudieron al domicilio del matrimonio Pujol-Ferrusola donde se encontraba convaleciente de una operación quirúrgica en el hombro el hijo mayor, las indicaciones eran muy precisas: sólo debían acceder a la habitación de Jordi junior. No podían buscar pruebas en otras dependencias de la vivienda.
La explicación es sencilla: el Gobierno tiene miedo de enfadar a Jordi Pujol y que empiece a tirar de los dossiers elaborados por los “Pata Negra” y salgan a relucir decenas y decenas de escándalos.
Los dossiers tratan de redes de corrupción y escándalos con ramificaciones en todo el estado Español que harían tambalearse la democracia
Parece que las visitas de Artur Mas a don Jordi guardan relación con la estrategia sobre dichos dossiers que, aseguran fuentes conocedoras de los mismos, recogen pormenorizadas informaciones sobre las redes de corrupción, escándalos y sus ramificaciones en todo el Estado español. Dossiers que, de hacerse públicos, harían tambalearse la democracia.
La información es poder
Se confirma, una vez más, que la información es poder. Si Soraya Sáenz de Santamaría es tan poderosa, intocable por los Medios escritos y respetada por la clase política, se debe a la información que el servicio secreto, que todo lo escucha y todo lo ve, le ha proporcionado en estos cuatro años que lleva como jefa de los espías.
Ni el propio presidente Rajoy se atreve a ningunearla, sabedor de que en cualquier momento pueden indicar a sus fieles de la prensa que empiecen a filtrar capítulos del famoso Informe Pelícano.
Pujol lleva más de treinta años acumulando informes, muchos de infarto y sorprendentes. De ahí el pánico del poder a que se mosquee y ponga en marcha el ventilador para salvar al clan de la cárcel.
JORDI PUJOL HACÍA PAGOS MENSUALES AL MINISTRO DEL INTERIOR, SEGÚN JAVIER DE LA ROSA
Javier de la Rosa con el entonces president de la Generalitat, Jordi Pujol.
Javier de la Rosa con el entonces president de la Generalitat, Jordi Pujol.
(Público).- “Toma nota o graba”, dice el ex preso y financiero catalán Javier de la Rosa a Francisco Nicolás Gómez Iglesias. Están sentados en la terraza del Hotel Meliá Castilla. Es 19 de septiembre de 2014. Menos de un mes después, el pequeño Nicolás sería detenido.
Con un móvil encima de la mesa e informado de que va a ser grabado, una de las personas que más sabe de cómo se movió la financiación de los partidos políticos y la evasión fiscal de 1980 a 1995 está dispuesto a contarlo todo a su interlocutor: un veinteañero que se hace pasar por enviado de vicepresidenta del Gobierno y agente del CNI.
​De la Rosa está a punto de desgranar los puntos débiles de cada una de las personas que han ayudado a la familia Pujol a crear su fortuna y a sacar su dinero de España. Cree que el CNI va a hacer esta vez una investigación de verdad, no como la que hicieron los comisarios José Villarejo y José Luis Olivera, jefe de la UDEF cuando acudió a verlo a Barcelona.

“Yo llevé en nombre del grupo de bancos del año 80 al 85 y después con Kio, hasta el 94, toda la financiación que necesitaba Convergencia la pagaba yo. A Miguel Roca y a él directamente. Roca, que era el tesorero. Les di hasta 4.500 millones de pesetas de sociedades que me dieron a mí para darles a ellos, para que Convergència fuera el equilibrio para la no entrada del independentismo. Cuando veo que este hombre [Pujol] se mete de lleno en el independentismo, no sólo eso, sino que me amenaza personalmente, es cuando le fui a denunciar”, se justifica.
Pero explica sin pudor sus presuntas andanzas con Jordi Pujol: “Le llevaba por la noche el dinero en efectivo a su despacho. Y eso que ponen los empresarios no, era yo el único. Que lo bajaba por la puerta de atrás, por una escalerilla al coche y le metía los cheques en los bolsillos, delante de Alavedra, por ejemplo. Cientos y cientos y cientos, hasta sumar 1.400 millones para él personalmente. Al margen de esos 4.500 más de Convergència”.
Trías y el ministro
De la Rosa está enfadado por lo que le sucedió un par de años antes, cuando ayudó al comisario Villarejo a elaborar un informe de la UDEF sobre la familia Pujol. “Entonces el alcalde de Barcelona, Javier Trías, me envió un whatsapp, que no he conservado, es una pena, en el cual me dice: ‘Me ha dicho Jorge Fernández que estás colaborando con un comisario de Policía y con el PP para hacer un informe…’ Entonces me cabreé, porque era verdad”.
La opinión que tiene el financiero sobre el actual ministro de Interior y líder del PP catalán no es nada buena. “El ministro del Interior ha vivido de los Pujol durante muchos años, cuando no era nadie en el PP, hasta que lo rescató Rajoy y le hizo secretario de Estado. Y le debe dinero mensual, que es lo que más se agradece, el ministro del Interior a Pujol. Por tanto, por ahí se os va a ir todo, todas las filtraciones. Porque lo sé, lo he vivido, he vivido con Jorge Fernández y me conoce muy bien”. Sin embargo, cuando a mediados de los 90 algunos medios de comunicación hablaron de esta relación, Jorge Fernández Díaz se apresuró a aclarar que sólo había visto al financiero en dos ocasiones.
Fasana, el Rey y Garzón

Nicolás a penas pregunta. Javier de la Rosa recorre con su discurso el patrimonio, que él estima entre 130 y 180 millones de euros, así como los trucos de los hijos de Pujol para ocultar el dinero. Por ejemplo, asegura que la hija mayor se ha casado con un aparejador mexicano y que tienes edificios en Miami a nombre de él. O que a “Josep le pescaron en la frontera de Chile y Argentina hace tres meses con un pick up entero lleno de efectivo. A 4.000 metros se pasó el tío un puerto de montaña con un pick up matrícula de Andorra”.

En tono cómplice, le explica al pequeño Nicolás que “a quien traían el dinero en efectivo la tonta esta de la amante [Victoria Álvarez] y el Jordi [Pujol Ferrusola] era a Josep, porque era amigo de [Arturo] Fasana y Fasana”. “Tú y yo sabemos que tiene en sus cuentas 300 millones del rey. Y por eso está ahí bloqueado el tema Gürtel. Y tú y yo lo sabemos, no lo sabe nadie más… Están los Albertos con el rey con 300 millones, así de claro. Porque me deben a mí mucho dinero los Albertos y por eso lo sé”.
Nicolás se sorprende y pregunta casi por primera vez: “¿Y no se lo pides?”. Yendo al grano, el ex convicto responde: ”Claro que se lo pido, pero me dicen que está ahí bloqueado. Fasana se autobloqueó todas las cuentas al privatizar las empresas nacionales”.
Según le cuenta al falso enviado de la vicepresidenta del Gobierno: “al estar él [el rey Juan Carlos] metido en el lío de los 100 millones de KIO… hay que cubrir. Y Aznar, a desgana, concedió que se le dieran unos paquetes de acciones en Ence, Telefónica y Abengoa al rey. Y en esos paquetes en Ence están los Albertos representándolo, en Telefónica ahora está Almansa, pero están todos ellos, y en Abengoa está Anza con su hijo y los Benjumea. Y esos paquetes son los que él ha vendido y ha hecho líquido y eso es lo que fue a defender en el The New York Times diciendo que no era verdad”.
“A quien traían el dinero en efectivo la tonta esta de la amante [Victoria Álvarez] y el Jordi [Pujol Ferrusola] era a Josep, porque era amigo de [Arturo] Fasana y Fasana”
Javier de la Rosa asegura que “tenían todos los papeles los del New York Times, en octubre de hace dos años”. “Todo esto, que sepas que yo lo he vivido y yo lo conozco. Olvídate de la deuda de los Albertos conmigo, que esto es otra historia. Lo que sí sé es que Arturo Fasana pasaba todo el dinero fuera. Y había sacado algo de los Pujol, pero lo que le servía a Fasana eran los chinos de aquí, el Gao Ping y gente como el Jordi Pujol que traía el dinero en efectivo protegido por los Mossos… Que tiene cojones, en el AVE, lo traía en efectivo, se lo daba a su hermano y su hermano se lo daba a Fasana porque había gente en Madrid que necesitaba el dinero. Todo esto es un círculo que si se explica todo, explota todo. Incluido el rey e incluido Garzón”.

El financiero tiene una teoría sobre la caída del juez Baltasar Garzón: “A Garzón se lo cargaron por esto, no por nada más, y lo sabrá tu vicepresidenta mejor que yo. Se fue a por él a través de Peláez porque Garzón había tocado sin querer una tecla, como un elefante en una cacharrería, y había entrado en la cuenta de Soleado, que es una cuenta genérica, no específica. Es una cuenta de paso, por la cual ha pasado toda España, todos los catalanes, todos los de Madrid y todo el barrio de Salamanca entero (…) Pidió a la fiscalía que bloqueara todas sus cuentas y ahí está el dinero de éste, del rey, de los Pujol, de Agag…”.
Felipe González, Aznar, Rato
De la memoria no se le escapa todo lo que su ex letrado, Cristóbal Martell, actual abogado de los Pujol, le hizo declarar en el juicio de Grand Tibidabo. Entonces fue la primera vez que se refirió a la financiación ilegal de CiU y a los cheques que presuntamente le regala al president de la Generalitat. No era al único. “Él sabe [Cristóbal Martell] perfectamente que todos habían colaborado ahí. Porque lo enviaban a una cuenta mía en Suiza. Del Partido Popular se llevaban el dinero Aznar y Rato de aquí, de la sucursal del Seguribank, y me hicieron hacer vídeos de esos… porque no se lo creían. Iban a las ocho y media de la mañana Rato, su hermano, Aznar a coger maletas con efectivo”.

Nicolás es rápido: “¿Tienes vídeos de eso?”. Javier de la Rosa se cubre: “Los he machacado, seguro que no me he quedado con ninguno”. Pero continúa explicando: “Igual Rato que Felipe González a través de Sarasola… igual todo lo que vi. Lo que pasa es que lo metía todo porque yo pensaba que era ser leal, para que no apareciera el rey y no aparecieran estos en sus cuentas, que no apareciera. Lo metía en una cuenta a nombre de mi mujer, por si yo me moría, que mi mujer, y allí lo enviaba al minuto a esos sitios y no me quedaba nada. Pero cogieron esa cuenta y dijeron: “Eso no nos interesa”. Y en la Audiencia Nacional me hicieron a mí responsable por desviación de fondos, es decir, apropiación indebida por desviación de fondos de 400 o 500 millones de la época, que fue lo que pagamos aquí durante la guerra de Kuwait, a la gente de aquí, a los partidos. Pero bueno”.

No hay comentarios: