Últimas entradas

Lo último

jueves, 18 de agosto de 2016

PELIGRO ANTE UNA NUEVA EPIDEMIA MUNDIAL

Una vez que parece que el miedo al zika comienza a diluirse, hay nuevos virus que podrían tomar el relevo en los próximos meses. El principal candidato es el de la fiebre amarilla, que ya ha causado 400 muertos en Congo y queamenaza con ser la próxima pandemia mundial.
Por el momento el brote está totalmente localizado en el país africano, aunque de no poner remedio a tiempo podría extenderse rápidamente a otros países y continentes. Lafiebre amarilla es transmitida por los mosquitos Aedes, los mismos que portan el zika. Esto aumenta su peligrosidad, pues son animales especialmente resistentes.
A diferencia de otros virus mortales, existe una vacuna contra la fiebre amarilla, aunque no se aplica masivamente allá donde más se necesita: África. En el resto de países no existen campañas de vacunación contra este virus, pues no es habitual que salga de zonas tropicales. De hacerlo, pasaría de ser una epidemia a convertirse en una pandemia mundial.
Sí se recomienda habitualmente a personas que van a viajar a África o Centroamérica que extremen las precauciones, aunque al parecer la forma más fácil de acotar la amenaza no se ha puesto en marcha.
La vacunación en zonas deprimidas del mundo no está todo lo extendida que sería recomendable, en parte debido a la reticencia de los locales a comunicar las muertescausadas por la fiebre amarilla y otros virus.
No existe cura contra la fiebre amarilla, pero sí vacuna. Poco se puede hacer por las personas que ya han muerto en Congo a causa de la enfermedad, pero aún se puede evitar que se convierta en una pandemia global. Según la OMS, los anticuerpos proporcionan una protección del 99% contra la fiebre amarilla en un plazo de 30 días
La Organización Mundial de la Salud tiene en su página web un dossier sobre la fiebre amarilla, uno de los virus mortales más peligrosos que existen. En él se pueden conocer algunos datos, como los síntomas o el tiempo que puede tardar la fiebre causar la muerte, de unos siete días.
[Fuente: Business Insider]

No hay comentarios: