Últimas entradas

Lo último

jueves, 4 de agosto de 2016

CALAFELL: EL CASO ES PROTESTAR POR PROTESTAR

Es lamentable que tengamos que seguir viendo cosas como ésta, ahora resulta que con el pedazo de playa que tenemos en el municipio, se tiene que crear una nueva polémica, ésta vez por un pequeño espacio que necesita el/los patín/es para acceder al mar, según aparece en una noticia del "Diari de Tarragona".

 En el último pleno, alguien del público se quejaba también, en este caso de que las calles estaban hechas un asco, como si reparar los cientos de kilómetros de calles que hay en el municipio, se pudiera hacer por arte de magia, a estos señores les diría que muchas de las calles siguen igual que hace cincuenta años y, lamentablemente para nosotros, así seguirán por muchos años más, que no se hagan ilusiones porque los milagros no existen, nos quejamos por los impuestos que pagamos, sin embargo, no somos conscientes de la millonada que supondría realizar una actuación de esta envergadura, ¿o es que se creen estos señores que a los que llevamos toda la vida viviendo en el municipio no nos gustaría que estuviera todo como una patena?, parece que algunos vivan en el mundo de yupi y ya no se trata de qué equipo esté gobernando el municipio, se trata de que no hay un duro.

Llama un poco la atención ver algunas personas que vienen a pasar cuatro días de vacaciones y todo les molesta, el ruido de los locales, la zona azul, la falta de espacio en la playa, una farola apagada, el follón de las fiestas, etc., pues a mí también me molesta no poder bajar a la zona de la playa por la saturación y me aguanto, como muchos otros, vamos a ver, que a la hora de quejarse, hay que hacerlo con un poco de sentido común, hay problemas de fácil solución y otros, que por mucha predisposición que haya, son inviables económicamente, algo que parece que algunos no quieren entender, a mí hace más de diez años me reventaron la acera, que para los que no lo sepan, es algo que paga el titular de la vivienda cuando se edifica y, además quien la destrozó fue la compañía del gas cuando hizo las canalizaciones...,todavía estoy esperando que alguien la repare (y sí, me quejé formalmente en su momento), muchos tendríamos un montón de motivos para protestar por muchas cosas y, puntualmente lo hacemos, pero siempre procurando que sean actuaciones factibles y económicamente viables, no protestar por el mero hecho de protestar.


En los últimos días en la playa de Calafell ha habido varios episodios de tensión entre algunos bañistas y navegantes de patín catalán, una embarcación muy arraigada en la localidad y que la entidad Patí Català Calafell pretende impulsar incluso en las escuelas.
La ocupación de espacio de playa para varadero de esas barcas ha levantado la queja de algunos bañistas, que consideran se les ha recortado espacio para tomar el sol y bañarse. Así, como protesta colocaban sus sillas y sombrillas delante de la zona de las barcas, lo que ha generado enfrentamientos.
En el pasado pleno el grupo de CiU, en la oposición, alertó que «se está generando un conflicto grave» y avisó de amenazas de los bañistas a los navegantes al estilo «te quitaré el corazón y me lo comeré». Todo en un clima de tensión que de momento no ha pasado de ser verbal.
Canal de salida
El concejal Josep Parera explicó que se ha acordado balizar un tramo de playa para la salida y entrada de barcas con el objetivo de evitar molestias, pero pidió a las partes que se respetase. El alcalde Ramon Ferré señaló haber hablado con las partes y dijo que se está buscando una solución.
Ferré respondía también así a la protesta de algunos vecinos de un edificio de primera línea que se quejan de la presencia del varadero de patines frente a sus casas. Consideran que además de afectarles a la vista del mar, comporta molestias.
Parera reconoce que la playa ha perdido anchura y los patines ocupan espacio a lo largo, pero que en todo caso tienen autorización del Ayuntamiento y que se realizan controles para verificar que cumplen.
Sin embargo, los vecinos mantienen unos carteles en los balcones con carteles que rezan ‘Patines no, playas sí’. Mientras, los navegantes niegan cualquier tipo de molestia, ya que únicamente están varadas las barcas y sólo hay una caseta que sirve de almacén pero no se genera ningún tipo de actividad ni concentración.

No hay comentarios: