Últimas entradas

Lo último

jueves, 4 de agosto de 2016

"BURKINI" SÍ, PERO "BIKINI" NO, VIVA LA TOLERANCIA

En Europa a la estupidez la llaman tolerancia. Sólo cabe hacerse una simple pregunta: ¿en cualquier país musulmán dejan bañar a una mujer en bikini?..., la respuesta es muy sencilla y conocida por todos, conclusión; en Europa somos tontos.


"De manera excepcional se autoriza el baño con burkini". Este es el mensaje que aparece en el cartel de un parque acuático de Marsella, que invita el próximo sábado 10 de septiembre a mujeres musulmanas a acudir con esta prenda de baño. Las autoridades tienen previsto prohibirlo.
La inciativa parte de una ONG francesa -Smile 13- que ha provocado una fuertepolémica en el país ya que para poder disfrutar de una jornada de baño las mujeres que acudan deben de ir cubiertas desde el pecho a los tobillos. Además, ese día ningún varón puede disfrutar de las instalaciones de este parque acuático ya que solo se permite la entrada a niños menores de 10 años.
Pero no solo se obliga a llevar el ya conocido como burkini, un bañador que cubre todo el cuerpo de la mujer excepto la cara, sino que también se insta a las mujeres a llevar lo que se conoce como 'jilbab de baño', que incorpora una capa larga que impide que las curvas de la mujer sea perceptibles y que algunas musulmanas utilizan para cubrirse también el rostro.
Al que le moleste, que no vaya
La ONG que ha organizado la jornada de burkini se define en su página web como "sociocultural, deportiva y de ayuda a mujeres y niños". Además, en el cartel advierte de que el personal del centro acuático es mixto y aconseja como mínimo un bañador con un pareo o con bermudas, pero no un bikini, durante el resto de días. 
Ante la polémica, la asociación ha utilizado las redes sociales para aclarar que no se define como musulmana subrayando que el que no quiera respetar las condiciones de esta jornada lo que debe hacer es no ir.
Ante esta cita en el parque acuático, las autoridades locales planean prohibirlo ya que consideran que puede alterar el orden público. De hecho, representantes del partido ultraderechista Frente Nacional presionan al alcalde, Michel Amiel y de izquierdas, para que vete esta cita. Y parece estar dispuesto ya que en una entrevista en el diario francés 'Le Parisien' ha anunciado que se publicará un decreto municipal sobre esta cuestión señalando que si el delegado del Gobierno de la región no la respalda acuadirá a los tribunales. 

No hay comentarios: