Últimas entradas

Lo último

jueves, 21 de julio de 2016

LOS PERROS EN LA PLAYA NO PUEDEN SER MULTADOS



Las playas NO pertenecen a los ayuntamientos sino a Costas, las policías locales No tienen ningún tipo de jurisdicción en las playas y las multas pueden ser recurridas. Hay dos ejemplos, en primer lugar las playas privadas que los ayuntamientos cedían a hoteles y demás que Costas han ido declarando ilegales.
Lo mismo que los permisos que han ido dando ayuntamientos a constructoras para construir cerca del mar y que actualmente se hallan bajo la legislación de costas y todo lo hecho y permisos dados por los ayuntamientos se consideran ilegales.
Por ejemplo, en Málaga, la policía municipal ha multado a todos los chiringuitos que han colocado más mesas de las permitidas en los paseos marítimos, ¿qué han hecho? colocarlas en la propia playa, cuando la policía municipal los han multado, han recurrido y no se han dado por válidas esas multas por producirse fuera de jurisdicción de la policía municipal.
Con los perros ocurre lo mismo. NO pueden ser multados por los ayuntamientos si se llevan a las playas, TODAS las multas pueden ser recurridas. Existen leyes del GOBIERNO que obligan a llevar los perros atados y a recoger sus excrementos, pero únicamente Costas puede decidir sobre el acceso de los perros.

Desde el bufete de abogados De la Torre Olmedo nos dan una breve explicación de porque no es sancionable:

Para empezar os haré una breve introducción de las leyes relacionadas con las costas de nuestro país para que vosotros mismos juzguéis.
Competencias de las CC.AA.
Cap II Art. 114. Las CC.AA ejercerán las competencias que en materia de ordenación territorial y del litoral, puertos, urbanismos, vertidos al mar y demás ámbitos relacionados con el ámbito de la presente ley tengan atribuidas en virtud de sus propios estatutos.
Cap III. Competencias municipales.
Art. 115. Las competencias municipales en los términos previstos por la legislación que dicten las CC.AA, podrán abarcar los siguientes extremos:
A) Informar de los deslindes del dominio público marítimo terrestre.
B) Informar las solicitudes de reserva, adscripciones, autorizaciones y concesiones para la ocupación y el aprovechamiento del dominio público marítimo-terrestre.Informar las solicitudes de reserva, adscripciones, autorizaciones y concesiones para la ocupación y el aprovechamiento del dominio público marítimo-terrestre.

C) Explotar, en su caso, los servicios de temporada que puedan establecerse en las playas por cualquiera de las formas de gestión directa o indirecta previstas en la legislación del Régimen Local.
D) Mantener las playas y lugares públicos de baño en las debidas condiciones de limpieza, higiene y salubridad, así como la observancia e instrucciones dictadas por la Administración del Estado sobre salvamento y seguridad de vidas humanas.

Pero en ningún caso dan potestad legislativa a dichos ayuntamientos para hacer ordenanzas en las que se prohíba o deniegue el acceso a los perros a dichas playas.
¿Cómo los mismos ayuntamientos pueden contradecir leyes de ámbito superior? Cosa que es contraria  a derecho.
Art 1.2 del Código Civil. “Carecerán de validez las disposiciones que contradigan otras de rango superior.
Por otra parte para que no haya dudas respecto a la interpretación de las leyes, el Código Civil de España que regula la interpretación de las normas establece lo siguiente:
Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas…
Constitución Art. 132.2 
Declara que la costa es bien de dominio público estatal lo que determine la ley y, en todo caso, la zona marítimo terrestre las playas y el mar territorial…En esta ley se desarrolla los principios del artículo de la constitución 132.1 sobre la imprescriptibilidad e inalienabilidad del dominio público, con las facultad administrativa de su reintegro de oficio, cualquiera que sea el tiempo transcurrido.

La ley de Costas en su título V.
Infracciones y sanciones Cap I. No menciona nada al respecto. Aunque si pone en el Cap III del mismo título. Referente al procedimiento y medio de ejecución. (Sec. 1).

Art 101.
Que los funcionarios y autoridades correspondientes estarán obligados a formular las denuncias, tramitar las que se representen y resolver las de su competencia imponiendo las sanciones procedentes. Pero siempre refiriéndose a los artículos precedentes, en los que no se cita por ninguna parte que pasear con un perro por la playa sea constitutivo de delito.

Si no que se refieren a instalaciones o construcciones ilegales, como levantamientos ilícitos en las servidumbres correspondiente y demás que no pongo completo para no aburriros.
Sé que puede ser algo farragoso el leer esta serie de artículos de las diversas leyes que existen en nuestro país pero así podremos sacar nuestras propias conclusiones y pensar lo que nos dé la gana sin que mi opinión tergiverse vuestras conclusiones.

Ley de Costas.  Como Explicación:

Se pueden pasear los perros por la playa. No es un acto de rebeldía, de poder omnímodo o de soberbia, tratando de exhibir que está por encima de la ley. Lo cierto es que nos asiste el derecho a disfrutar de un paseo por la playa con nuestro perro, o perros, sea en Marbella o en Málaga y, en general, por cualquier playa española. Ud. también tiene ese derecho.  Las playas conforme a la Ley de Costas (art. 3.1) son bienes de dominio público, tal como consagra el art. 132.2 CE. Y conforme al art. 31 de la ley de Costas  la utilización del mar y su ribera “será libre, pública y gratuita para los usos comunes y acordes con la naturaleza de aquél, tales como pasear, estar, bañarse, navegar, embarcar …”.  Siendo esta ley la norma marco sobre la regulación de las riberas del mar (playas), ningún precepto de la misma establece la prohibición a las personas de pasear  perros en ella. Es cierto que el art. 115 LC concede competencias a los Ayuntamientos y respecto a “Mantener las playas y lugares públicos de baño en las debidas condiciones de limpieza, higiene y salubridad…”, pero, en ningún momento, la norma marco permite la restricción de derechos hasta el punto de prohibir el acceso de personas con animales domésticos cuya tenencia esté debidamente autorizada, en este caso perros, por las playas españolas. No existe en la norma estatal tal hecho debidamente tipificado como infracción. Ni siquiera de manera general o determinando los elementos esenciales del injusto. Tampoco existe norma dictada en el ámbito de la Comunidad de Andalucía que establezca prohibición de pasear perros por la playa. Ni hecho constitutivo de infracción debidamente tipificado. Sólo recoge especificaciones concretas para la tenencia de animales peligrosos y ello en aplicación de la ley nacional sobre el particular. Sin embargo, nos encontramos que nuestros Ayuntamientos dictan Ordenanzas  municipales que prohíben sin más el derecho de las personas a hacer uso de la playa como espacio público que es y pasear por ella a sus perros, aún sea con las debidas limitaciones para respetar el derecho de los demás (atados con correa…). La Ordenanza Municipal de Málaga, por ejemplo, dice en su artículo 8 que “promoverá espacios y lugares de esparcimiento para los animales de compañía…” y ello en el sentido que establece el art. 15 de la Ley andaluza sobre Protección de Animales (Ley 11/2003, de 24 de noviembre), pero, mientras la Ley Autonómica no tipifica como infracción hecho alguno referido al paseo de los perros por este espacio público, la Ordenanza Municipal de Málaga (BOP nº37 de 24/02/2010) en su artículo 35.3.27 establece que es una infracción leve que se castiga con multa de 75 a 500€ “permitir que el animal entre en parques infantiles o jardines de uso para niños, en playas o piscinas públicas”, ello después de regular el derecho a pasear perros por las calles de la ciudad, paseos y parques de Málaga, mientras esté el animal atado y uno recoja sus excrementos. Pero, sobre el uso de las playas no se establece una regulación o condiciones de uso del espacio público para que las personas puedan pasear a sus perros por ellas. Simplemente se prohíbe. El artículo 25.1 de la Constitución Española establece la denominada reserva de ley, es decir, la potestad de sancionar de la administración tiene que tener cobertura en una norma de rango legal, máxime cuando restringe, como es el caso, el derecho de las personas. O lo que es lo mismo: la Ordenanza Municipal no puede crear ni tipificar hechos sancionables y establecer una sanción para dichas infracciones si no existe norma de rango legal que recoja, igualmente, ese hecho como infracción, siquiera sea determinando los elementos esenciales de la conducta antijurídica. Bien al contrario, en este caso, existe una total independencia en la regulación que hace el Ayuntamiento en la Ordenanza tipificando como infracción que un perro pueda siquiera entrar en una playa, cuando nada de eso consta regulado ni en la legislación autonómica ni en la estatal. Sólo existe como tal infracción en las Ordenanzas municipales. Es, por tanto,  la prohibición de pasear perros por la playa que hacen los Ayuntamientos una regulación independiente, no subordinara a la ley y contraria al art. 25.1 CE.
Fuentes:

No hay comentarios: