Últimas entradas

Lo último

jueves, 7 de julio de 2016

DE UN POLICÍA, DEDICADO A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Me ha llamado la atención esta carta publicada en el fb de la policía, siempre digo que en todas partes hay de todo, pero no es menos cierto que por culpa de unos pocos, todos pagan el pato y el colectivo policial (municipales, autonómicos, nacionales y guardia civil) no se iba a librar. Por desgracia es una profesión que tiene que existir gracias a un montón de salvajes y descerebrados que pululan por todo el territorio, si todos nos comportáramos como es debido, poco trabajo iban a tener y, por culpa de esos descerebrados, en muchas ocasiones bajo los efectos de la droga y el alcohol, en este país debemos tener un gasto descomunal y que pagamos entre todos. Probablemente sea cierto que algunos se hayan pasado en alguna intervención, son humanos, ya me gustaría ver a mí a cualquiera de nosotros en uno de esos tumultos que se han formado con aficionados fanáticos de ciertos equipos, auténticos salvajes que no respetan la propiedad privada, la propiedad pública ni a las propias personas ajenas a su película y que han acabado en auténticas batallas campales y, como se relata en dicha carta, sólo aparecen las imágenes de los agentes en situaciones críticas, pocas son las ocasiones en que se hace un seguimiento del delincuente habitual, eso no vende. Muy bien por la carta criticando algunos medios que sólo quieren meter mierda y, que conste que no tengo nada que ver con ningún cuerpo policial, ni he gozado de ningún privilegio por su parte, sólo que la mayoría de actuaciones suelen ser ayudas al ciudadano, porque no nos engañemos; cuando nos encontramos en situación de peligro o en caso de accidente, ¿a quién llamamos?, seguro que al chorizo de la esquina, no. A lo largo de mi vida, he requerido en muy pocas ocasiones los servicios policiales y en la mayoría de los casos he sido tratado correctamente. También es cierto y se comenta en muchas ocasiones, que muchos preferíamos a la guardia civil de antes, que a los mossos de ahora, que muchos de los jóvenes mossos vienen con muchos humos, supongo que ahí también habrá de todo. En fin, que nada es perfecto, pero que si no fuera por la policía, en este país no se podría asomar uno ni a la ventana y, que conste que a mí también me cabrea cuando me paran por alguna chorrada o me quieren sancionar por haber parado unos minutos en doble fila, eso forma parte del comportamiento humano. A continuación comparto la carta DEDICADA A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
CARTA DE UN POLICÍA NACIONAL A ALGUNOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.
Señores periodistas:
Lo primero de todo darles las gracias de parte de todos los Policías que cada día se juegan el tipo en la calle.
Gracias por complicarnos aún más el trabajo.
Gracias por contar las noticias como les ha dado la gana.
Gracias por confiar antes en personas que han estado detenidas que en los agentes que salen cada día a la calle para protegerles.
Gracias por hablar en los medios sin conocimiento de causa.
Gracias por el clima de crispación social que han logrado.
Mire, nosotros no sabemos si esta avalancha de noticias son una maniobra política para desprestigiar o simplemente porque no hay nada mejor que contar.
Lo que sí sabemos es que gracias a estas noticias cada día tenemos más complicaciones en la calle.
Los detenidos nos gritan, insultan y amenazan con denunciarnos y por supuesto nos tenemos que quedar impasibles ante esta situación.
Sin contar con el rechazo del ciudadano, que no ayuda nada en accidentes de tráfico, incendios y diferentes actuaciones a las que nos enfrentamos.
Antes de hablar del trabajo de un policía deberían informarse de cómo trabajamos y por qué utilizamos algunos métodos que, a la vista de un ciudadano, pueden no comprenderse.
Es indignante que salga una imagen en televisión donde un tío le rompe la nariz a un Policía de antidisturbios y se señale con un circulito rojo el punzón de goma.
¿A nadie le ha importado el estado de salud de ese agente?
¿No se le ocurrió al cámara seguir al agresor y captar la imagen de su cara?
Señores, ¿a qué estamos jugando? Ese punzón que llevaba el Policía en la mano es simplemente un pequeño objeto de goma dura. No pincha, no corta, no provoca lesiones.
Sólo se utiliza para presionar, sin mucha fuerza, puntos de dolor del cuerpo para inmovilizar a personas agresivas.
¿No les parece bien? Es el medio menos agresivo que se puede utilizar para reducir a alguien. Los guantes negros son simples guantes de auto protección, con fibra anti-corte para no dañarnos las manos con posibles objetos punzantes que llevan los malos: cuchillas, agujas…
Y por cierto, que la casa no nos los da: los tenemos que comprar de nuestro bolsillo en la mayoría de las ocasiones y en ningún caso se usan para pegar a nadie sin dejar marca (como dicen ustedes en sus noticias).
A los detenidos se les desnuda, se les quitan los cordones de los zapatos, cinturones, pendientes, incluso a las mujeres el sujetador. Se les retira cualquier objeto con el que puedan autolesionarse en las celdas.
Esto es únicamente una medida de seguridad (para los detenidos). Incluso si están muy alterados, se les deja las esposas puestas, se les inmovilizan las piernas o se les pone un casco de moto. Tendrían que ver ustedes lo que una persona detenida es capaz de hacer dentro de una celda.
Se dan golpes contra la pared, se muerden, dan patadas y luego dicen que les hemos pegado. Bajo ningún motivo un detenido entra en una celda sin cumplir las medidas de seguridad obligatorias.
Y sinceramente: ¿creen ustedes que son supercolaboradores? ¿Que no oponen resistencia? ¿Que entran como corderitos? ¿Dónde viven ustedes? ¿En los mundos del corazón rosa? Piénsenlo detenidamente.
En relación al trágico incidente del esquizofrénico muerto… Bien, infórmense de la cantidad de agresiones que había protagonizado, de las veces que se le había detenido, de cuál era su estado mental, de cuál era su nivel de agresividad.
El Policía se encontraba acorralado, corriendo de espaldas con el hombre delante amenazándole con un pico de obra y la única alternativa para salvar su vida y la del resto de personas que allí se encontraban fue disparar, eso sí, apuntándole al brazo que sostenía el pico.
Pero muy a pesar nuestro no somos infalibles ni tiradores olímpicos y un disparo provocó su muerte.
Por favor, léanse el informe forense.
Léanse el auto dictado por el juez.
¿Nadie se ha preguntado en qué estado ha quedado el agente? ¿Piensan que ese agente no ha sufrido? Cada vez que hablan den la tele, radio, prensa…. ese joven lo pasa fatal.
No es agradable matar a alguien y es algo que se mete en tu cabeza para toda la vida. Piénsenlo. Sobre el incidente del señor detenido de las Cortes que según ustedes quedó inconsciente… (¿lo han comprobado con el informe forense?).
Les invito a que intenten reducir a un hombre alterado, bajo los efectos de la cocaína, un personaje que había destrozado a golpes de cabeza los cristales de la mampara del vehículo policial y más cositas que había hecho que nadie menciona. ¡¡INFÓRMENSE!!, que para algo son periodistas.
Sobre el chico gitano que saltó del vehículo rompiendo la mampara, sólo un apunte. Un vehículo policial tiene una mampara de plástico duro que divide el habitáculo del detenido y el de los agentes. ¡Es materialmente imposible acceder desde delante a detrás! O sea: que esos agentes no pudieron empujar al detenido. Rompió los cristales a patadas y saltó solito.
NO SOMOS ASESINOS, NO SOMOS TORTURADORES. SOMOS PERSONAS NORMALES, HOMBRES Y MUJERES QUE INTENTAN HACER SU TRABAJO. NO NOS QUEMEN, QUE YA TENEMOS BASTANTE CON LOS POCOS MEDIOS DE QUE DISPONEMOS. RESPETEN NUESTRO TRABAJO Y NO SE INVENTEN MAS TONTERÍAS.
Por supuesto esta carta no trascenderá, no es escabroso, no es noticia. Espero que por lo menos lo puedan leer los redactores de esta cadena que han llenado horas de sus informativos de mentiras. Pero sepan que están haciendo mucho daño a la moral de los cuerpos de seguridad que salen cada día a la calle intentando cumplir la ley.
Atentamente, un Agente que en su carrera policial ha sido agredido, insultado, escupido, amenazado y se ha jugado la vida (exactamente igual que el resto de mis compañeros)… y nunca, nunca nada de esto salió en prensa.
A ciertos medios de comunicación, quién sabe por qué, no les interesa que la verdad les estropee una buena manipulación.
Eso es como tener el enemigo en casa sin que nadie le haga la pregunta del millón: ¿para quién trabajas? Lo triste (y peligroso) es cómo la demagogia se junta con el resentimiento bien asentado en la población y se va creando un caldo de cultivo en una olla a presión.
Y a los burros que rebuznan en los foros afirmando que «la Policía es el enemigo» (y se van por los cerros de Úbeda rebuznando igualmente acerca de los lacayos del clero y del capital), no digamos lo que se les nota ese resentimiento. ¡La Policía no les deja trabajar, oigan!
Pues nada: «que desaparezca la Policía. Total, «para lo que hacen esos lacayos opresores del capital», ¿verdad?. Muy bien. Entonces, perroflauta…
Cuando te roben en la calle, pide ayuda a… quien tú sabes.
Cuando violen a tu mujer, tu hermana, tu hija, tu madre, pide ayuda a… quien tú sabes.
Cuando te peguen una paliza, pide ayuda a… quien tú sabes.
Cuando a tu hijo o hija lo metan en la droga, o lo capten para una de esas llamadas “sectas destructivas”, pide ayuda a… quien tú sabes.
Se puede seguir, pero creo que es suficiente muestrario para mostrar un poco de respeto por la función que tienen las FCSE.
Nunca faltará un garbanzo negro y es obligación del resto de compañeros que esa persona se vea apartada del servicio; pero ello no ha de obstar para reconocer que, en líneas generales, la Policía cumple suficientemente bien con sus funciones.


No hay comentarios: