Últimas entradas

Lo último

miércoles, 15 de junio de 2016

EL ENVENENAMIENTO DEL EBRO



La trama proyectó realizar vertidos en el río para bajar el pH y favorecer a la firma FCC supuestamente a cambio de sobornos
La trama delictiva de la empresa pública Acuamed llegó a planear echar ácido clorhídrico sin control al Ebro -"en plan 'pásame la manguera, Manolo'", según los pinchazos de la Guardia Civil- para ahorrarse costes en la depuración de las aguas del embalse de Flix, en Tarragona, y beneficiar así a la contratista, la firma FCC, a cambio de presuntos sobornos, creen los agentes e investiga el juez Eloy Velascoen la Audiencia Nacional.
En busca de contratos ficticios como coartada para desviar dinero público -según la Guardia Civil-, Acuamed y la empresa proyectaron la apertura de un nuevo contrato, por 11 millones de euros, para limpiar el lugar, con un pH (grado de alcalinidad o acidez) fuera de control y del que ni siquiera se habían extraído todos los residuos pactados: aún quedaban, y aún quedan, 200.000 metros cúbicos de lodo contaminado en el cauce fluvial.
Es en ese momento cuando Pablo Martín Mira, el director de obra colocado habitualmente para desatascar proyectos por Arcadio Mateo, el presunto cabecilla de la red, manifiesta en varias ocasiones, según los pinchazos de la Guardia Civil, su plan: echarle ácido clorhídrico a la balsa creada en el río en el amplio perímetro a limpiar.
El objetivo era evitarle gastos a FCC y facilitarle una vía rápida para maximizar su margen en esos 11 millones que estaban acordando, aun a costa de cometer delito medioambiental. Por mucho que el veneno fuera vertido en una parte cerrada a la corriente del Ebro, echar ácido en grandes cantidades en el río podría ser constitutivo de delito contra el medio ambiente, como valoró la propia Guardia Civil.
Martín Mira, a quien no se le atribuyen incrementos patrimoniales en la investigación, sino el cumplimiento de órdenes de sus jefes, se hace eco, en realidad, de la idea de Gabriela Mañueco, presunta número dos de la trama, quien, en una grabación fechada el pasado 27 de octubre, le dice que podrían bajar el pH del agua, desorbitado, "echándole un poquito de ácido clorhídrico y tal y no sé qué, ¿no? Con unos bidones".
Pablo Martín Mira le dice entonces, según transcriben los agentes, que "igual que los sedimentos se pueden valorar como limpios, o no contaminados, el agua tiene lo que tiene". El director de la obra de Flix se refiere, según los agentes, a que en realidad Acuamed sabía que del millón de metros cúbicos de fango en Flix sólo se había limpiado un 80% y que el resto quedaba abandonado a su suerte... o a la espera de un nuevo contrato con el que favorecer a otra empresa a cambio de cohechos.
El diálogo anterior tenía su correspondiente réplica el 12 de noviembre pasado -sólo un mes antes de que los agentes detuvieran a los ahora imputados-, esta vez entre Martín Mira y David Blanca, ingeniero de FCC en la obra. La Guardia Civil lo transcribió como sigue:
Pablo Martín: Incluso nos podríamos plantear echar ácido, echar clorhídrico directamente al embalse.
David Blanca: No, claro, está sobre la mesa, pero habría que hacerlo un poquito ordenado, a través de tuberías, en un punto, en otro, pero sí, ¿no?
P. M.: ¿Dices de tubería, o cargando depositillos en embarcaciones auxiliares, o qué?
D. B.: Sí, claro, nosotros somos del hormigón y del hierro y esto. Los químicos esto de una cisterna de clorhídrico [risas] lo prefieren hacer a través de, ¿sabes?, una tubería, todo controlado. Ya viste la instalación allí, el olor que hacía... Claro, nosotros a lo bruto, ¿que haríamos? Como vaciar una cuba [risas], a tomar por culo. Tiramos la cuba de clorhídrico y aquí paz y después gloria. Pega una corriente de viento y se nos va para la tablestaca y hacemos un agujero. Tú y yo lo haríamos a lo bruto, cogeríamos y '¡venga, Manolo, tira la manguera flexible, dale!', y aquí paz y después gloria...
P. M.: Yo tiraría el bidón entero, para que actuara poco a poco.
En la conversación, el ingeniero de FCC llega, como se ve, a mencionar la posibilidad de que el ácido sea empujado por el viento contra la barrera construida para separar la balsa del cauce, y que la deteriore hasta hacer un agujero.
Finalmente, el pasado 3 de diciembre, en conversación con otro de los técnicos, Pablo Martín se reafirma en la idea del "contenedor de clorhídrico", si bien se evidencia también que el pH del agua ha menguado por sí solo.
¿Qué efecto podría producir el ácido clorhídrico en un río? Piense el lector en lejía, por ejemplo. "Mataría todo lo que pilla, lo malo y lo bueno", explica un experto consultado por este diario: "Es una barbaridad, se mire como se mire".
La historia de la contaminación del embalse de Flix, y en particular de su litoral meridional, es larga, pero su máximo nivel se concentra en los años en que allí se asentó una planta de la empresa Ercros (la antigua Erkimia y posterior Fertiberia), entre 1988 y 1993.
Los vertidos, demostrados judicialmente y por los que se generó una sentencia condenatoria a la empresa, acabaron por generar fangos altamente contaminados entre los términos municipales de Flix y Ribarroja de Ebro, en la comarca de laRibera de Ebro, en Tarragona. La huella tóxica, que iba a desaparecer con el proyecto de Acuamed, parece haberse topado con la toxicidad de la corrupción en la empresa pública investigada por el juez Eloy Velasco en la Audiencia Nacional.
Durante su declaración ante el magistrado en sala en el pasado mes de febrero, Pablo Martín fue preguntado por la fiscal del caso por si había, en efecto, llegado a ordenar que se vertiera ácido clorhídrico en la zona embalsada del pantano de Flix para así beneficiar a la empresa FCC. El imputado lo negó terminantemente.

Ecologistes en Acció ha alertat que els nens de Flix han mostrat concentracions “elevades” de mercuri, metilmercuri i hexaclorobenzè des del naixement fins als 4 anys “a causa de la contaminació ambiental”. L'entitat ecologista ho explica a l’informe "Banderes negres del 2016", en el qual atorga un d'estos distintius a la demarcació de Tarragona per la contaminació química de l'empresa Ercros. L’entitat fa un repàs de l’activitat d'aquesta firma a la vora del riu Ebre i denuncia els últims esdeveniments que l’afecten, com ara la detenció de la cúpula de l’empresa Acuamed, responsable de la descontaminació del pantà de Flix, que ha aturat el projecte d’extracció dels fangs contaminats que Ercros hi ha abocat durant anys.

Ecologistes en Acció subratlla que Ercros és considerada “la instal·lació química més contaminant del riu Ebre” i recorda que tot i que el 2003 es va considerar l’empresa culpable de contaminar el medi ambient de manera continuada, la firma va començar un procediment legal en desacord de la sentència que va durar 13 anys. Finalment se'l va responsabilitzar dels vessaments entre els anys 1988 i 1993, i se la va obligar a assumir un 5% del cost de descontaminació, 10 milions d’euros.

La qüestió s’ha complicat amb la detenció de la cúpula d’Acuamed, que ha deixat aturat el projecte d’extracció dels fangs contaminats. A banda, Ecologistes en acció alerta que l’aigua estancada continua dins del recinte. També denuncia “irregularitats” durant l’extracció dels fangs, que va començar el 2013, “que han pogut repercutir negativament en la salut dels treballadors”.

Més banderes negres
A la demarcació de Tarragona Ecologistes en Acció també atorga una altra bandera negra, en aquest cas per mala gestió, per les prospeccions petrolíferes i l’extracció d’hidrocarburs. Es tracta de l’única, segons l'entitat, plataforma petrolífera instal·lada al mar en la fase de producció, l’àrea dels estudis sísmics i d’explotació de petroli, a només 17 quilòmetres del parc natural del Delta de l’Ebre.

Segons l’entitat, els abocaments d’hidrocarburs al mar són “recurrents”, tant des de les plataformes petrolíferes com des del moll de pilons que l’empresa Repsol té al port de Tarragona, on es transvasa el petroli que arriba d’altres indrets.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Creo haber entendido en otro programa de cuatro que se llegó a contaminar recientemente con uno o dos bidones, osea que se ha producido, sinó entendí mal el reportaje que dieron.

Lo anterior era una conversación para hacerlo a lo bestia pero se llego a verter y contaminar.

En definitiva, una simvergüenzeria mas de quien ya sabemos, el problema es que les vuelven a votar una y otra vez, no importa lo que hagan, les votan.

Quien vota a unos corruptos, dos veces tonto del culo.

Agur!!