Últimas entradas

Lo último

miércoles, 18 de mayo de 2016

UNA DE LAS EDIFICACIONES MÁS SINGULAR Y ORIGINAL QUE HE VISTO


Que alguien avise a Frodo, que hemos encontrado su morada ideal. Se llama La casa del acantilado y no hay que irse muy lejos: está en Salobreña (Granada). Su techo ondulado, hecho con brillantes tejas de zinc, imita las escamas de un dragón, según contaron sus arquitectos (Pablo Gil y Jaime Bartolomé) a Designboom.
El interior de la casa cuenta con una sala de estar en dos niveles con capacidad para 70 personas. Los visitantes también pueden relajarse en los balcones o en la piscina con vistas al Mediterráneo.













La planta superior tiene tres dormitorios, con una pared corredera que permite convertir dos de ellos en una única sala, y un baño.
El estudio GilBartolome Architecture, con sede en Madrid, construyó la casa para una pareja de jóvenes que no tenían muy claro cómo aprovechar su parcela junto al acantilado.
Este artículo fue originalmente publicado en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.

No hay comentarios: