Últimas entradas

Lo último

domingo, 28 de febrero de 2016

UNA BONITA HISTORIA PARA TERMINAR LA SEMANA


Un día en el ejercito, dos soldados trajeron una pequeña ardilla a punto de morir y este suboficial decidió hacer todo lo que estuviera en su mano para salvar su vida. Desde entonces se han vuelto amigos inseparables y su amiga ardilla le acompaña a todas partes. Esta genial persona ha querido compartir con todos nosotros cómo es su día a día, con este especial compañero de viaje, a través de las siguientes imágenes:
La pequeña se recuperó totalmente y adoptó una gran pasión por la Nutella.





Tres meses después del rescate, el suboficial dejó el ejército y se convirtió en taxista. Para sorpresa de sus clientes, la pequeña ardilla le acompaña en todos sus viajes.

Es completamente autónoma y siempre esta suelta, a pesar de ello, continua junto a su amigo humano. Una bella historia sobre la amistad entre especies, ya que la ardilla, no es de su propiedad, sólo permanece a su lado porque ella quiere.

No hay comentarios: