Últimas entradas

Lo último

martes, 10 de noviembre de 2015

UNA GRAN NOTICIA QUE PROBABLEMENTE PASE DESAPERCIBIDA


Barcelona, (Redacción).- ¿Se imagina curar la ceguera por menos de 50 euros en cinco minutos? Un médico en Nepal lo ha logrado con un revolucionario método y sin ningún tipo de brujería o engaño. Se trata de un sistema de microcirugías reconocido por la prestigiosa revista American Journal of Ophthalmology

Según informa The New York Times, el doctor Sanduk Ruit ha hecho que más de 100.000 personas recuperen la vista con una sencilla operación de cataratas sin suturas. Con la ayuda de un microscopio y un bisturí, el oftalmólogo extrae las cataratas que impiden ver e inserta una nueva lente en el ojo del paciente. 

Un proceso rápido, barato y con una efectividad muy similar a la lograda con las máquinas más modernas. Tan revolucionario es este "Método Nepal" que ahora se enseña en algunas escuelas de medicina en Estados Unidos. 

Unos 39 millones de personas en todo el mundo son ciegas y alrededor de la mitad de ese número es a causa de las cataratas, según la Organización Mundial de la Salud. Y aunque este problema en España se puede operar por un precio que ronda entre los 1.300 y los 5.000 euros por ojo, en países pobres es un problema relevante. Sin vista la vida cotidiana se hace más complicada y eso aumenta las posibilidades de no poder salir adelante. 

El diario The New York Times acompañó a una paciente de Sanduk Ruit. Thuli Maya Thing, una mujer de 50 años, llevaba varios años sin ver por culpa de las cataratas. Debido a la ceguera tenía problemas para cuidar de sus hijos, no podía trabajar y eso suponía que la familia pasara hambre por momentos. "No puedo buscar leña o agua. No puedo cocinar los alimentos. Me caigo muchas veces y me he quemado con el fuego", relató al periódico. 

Tras una intervención de cinco minutos por ojo y un reposo de 24 horas, el doctor retiró el vendaje de Thuli. Tras parpadear incrédula un par de veces empezó a sonreír. "Yo solía moverme arrastrándome. Ahora puede levantarme, caminar y volver a ver a mi marido y mis hijos", explicó incrédula. 

El doctor Ruit, de 61 años, ha acallado las críticas de los escépticos con el reconocimiento estadounidense. Ahora, junto al oftalmólogo Geoffrey Tabin se ha propuesto plantar cara a la ceguera global con un proyecto cargado de optimismo. "Si podemos hacer esto en Nepal, se puede hacer en cualquier lugar del mundo". 

No hay comentarios: