Últimas entradas

Lo último

jueves, 29 de octubre de 2015

SIETE MILLONES DE MULTAS ¡A LA BASURA!


“Todas las notificaciones de multas realizadas en el último año a través del Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (TESTRA) son ineficaces e inválidas porque no cumplen la normativa que regula la notificación de las multas por edictos, en los casos de que no hubieran podido ser entregadas personalmente a los interesados”. Esta es la denuncia interpuesta por Automovilistas Europeos Asociados (AEA) y que asegura que siete millones de multas de tráfico podría ir a la basura.
El fallo detectado por AEA consiste en que se ha omitido la fecha en la que el anuncio está publicado, tanto en su cabecera como en cada una de las páginas del edicto -tal y como establece el Art. 6 de la Orden INT/3022/2010, de 23 de noviembre, por la que se regula el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico-, lo cual impide realizar el computo de los plazos legales, bien para pagar con descuento o bien para recurrir, “resultando dichas publicaciones -según los servicios jurídicos de AEA- inválidas, ineficaces y sin valor legal alguno”.
Por tanto, a juicio de AEA, cualquier automovilista podría negarse al pagar dichas multas, "porque la necesaria notificación previa no se ha realizado correctamente”.
Según las estimaciones de AEA unos siete millones de multas formuladas por la DGT, por el Gobierno Vasco, por el Servei Catalá de Tránsit  y 1.152 ayuntamientos (entre los que se encuentran las principales capitales de provincia), son inválidas y su recaudación ejecutiva, en caso de impago, "resulta inviable porque no consta en los edictos la fecha en que fueron publicados".
A juicio de los servicios jurídicos de AEA los fallos en la publicación de edictos en el Testra abre también la posibilidad de pedir la revisión del expediente para aquellos conductores a los que les hayan embargado el valor de las sanciones, "siempre que no hubieran recibido notificaciones por correo certificado o hubieran presentado algún escrito atendiendo la recomendación de los servicios de gestión de multas de determinadas compañías de seguros y “empresas quitamultas”, ya que con esta actuación lo único que han conseguido es convalidar unas notificaciones que eran de todo punto ineficaces”.

No hay comentarios: