Últimas entradas

Lo último

lunes, 1 de junio de 2015

BUENA NOTICIA PARA LOS INVIDENTES


El reconocible bastón blanco de las personas ciegas juega un doble papel en sus vidas: permite que estas se manejen de forma autónoma por las calles, a la vez que sirve de símbolo de identificación para el resto de los viandantes. Esta herramienta cuenta con casi un siglo de vida, pero ha evolucionado muy poco desde su adopción. Por ello varios investigadores a lo largo del globo se han lanzado a la búsqueda de un bastón inteligente que ayude a los invidentes a detectar obstáculos, peligros e incluso a identificar personas.
Unos cuantos estudiantes de la Birmingham City University han sido los últimos en implementar la tecnología que ya está implantada en nuestrossmartphones en una de estas herramientas. El bastón XploR (cuyo nombre se pronuncia igual que explorar en inglés) puede reconocer caras en un rango de diez metros e incluye un GPS para ayudar con la navegación.
“Mi abuelo es ciego y sé cuán útil podría ser este dispositivo para él”, asegura uno de los desarrolladores, Steve Adigbo, quien añade que “no hay nada parecido a esto”. El reconocimiento de otras personas siempre es problemático para los invidentes, pero se vuelve un reto especialmente grande en exteriores debido a la distancia, el mayor número de personas y el ruido.
SmartCane informa al usuario, mediante vibraciones, si hay algún objeto o persona con el que exista algún riesgo de chocar en un rango de seis metros
El XploR funciona gracias a una cámara digital que analiza la cara de las personas que caminan alrededor del usuario, en un rango de 10 metros cuadrados. La tecnología de reconocimiento facial no es ninguna novedad: smartphones y redes sociales ya la han incorporado desde hace años. Sólo hacía falta que alguien pensara en las ventajas que podría suponer para aquellas personas que tienen más dificultades para reconocer a la gente.
Cuando el bastón identifica una cara conocida vibra, e incluso puede guiar al usuario hacia dicha persona gracias a un pequeño auricular que se conecta mediante Bluetooth. ¿Cómo sabe XploR que estamos a punto de cruzarnos con nuestro hermano o compañero de trabajo? Gracias a un banco de imágenes almacenadas en una tarjeta de memoria. En otras palabras, el invidente debe proveer primero al dispositivo de aquellas caras que quiere reconocer.
Adigbo y el resto de estudiantes ya han probado la tecnología que hará posible XploR, y planean probar el primer dispositivo este mismo año. El siguiente paso es averiguar qué otras características serían útiles para las personas ciegas para implementarlas.




Cuidado con los obstáculos
Reconocer caras gracias a la tecnología es útil, pero es todavía más conveniente evitar obstáculos que puedan suponer un riesgo para la integridad física. Ese es el objetivo del bastón SmartCane, desarrollado por investigadores indios.
Si los bastones blancos tradicionales son capaces de detectar obstáculos en un rango de medio metro (a fin de cuentas es necesario tocarlo con la herramienta), este dispositivo multiplica por seis el radio de actuación para alcanzar los tres metros.
Gracias a los ultrasonidos SmartCane informa al usuario si hay algún objeto o persona con el que exista algún riesgo de chocar. En caso afirmativo, envía una señal a su dueño en forma de vibración: según el patrón es posible determinar la distancia a la que se encuentra el peligro.
XploR funciona gracias a una cámara digital que analiza la cara de las personas que caminan alrededor del usuario en un rango de 10 metros cuadrados
En España también se han desarrollado bastones blancos inteligentes que mejoren la movilidad de las personas ciegas. Un sistema desarrollado por la Universidad Miguel Hernández puede adaptarse a gusto del usuario, no sólo según la altura del mismo, sino también dependiendo del entorno.
Esta herramienta española funciona de forma similar al SmartCane indio: un conjunto de sensores se encarga de detectar obstáculos y avisa al usuario mediante una pulsera vibratoria. Para no saturar al dueño con avisos continuos, sólo advierte de peligros localizados por encima de la cintura, que los bastones tradicionales son incapaces de detectar.
La tecnología ha transformado para siempre la forma en la que nos relacionamos con el resto del mundo. Un bastón blanco que permitiera evitar obstáculos y reconocer a la gente transformaría el día a día de miles de personas mediante cámaras y procesadores que ya se pueden encontrar en cualquier smartphone.

No hay comentarios: