Últimas entradas

Lo último

lunes, 22 de diciembre de 2014

SIGUE EL ROBO Y NO NOS QUEREMOS ENTERAR

Las instituciones de este país son instrumentos al servicio del gobierno de turno y éste a la vez está vinculado a una funesta cadena de favores al servicio de la oligarquía que los tiene fuertemente cogidos por los cataplines. No se salva nadie, cada día nos desayunamos con una tropelía aún mayor de la del día anterior. Para muestra un botón: una justicia de pacotilla condena al juez Elpidio Silva por meter en la cárcel al banquero aficionado Miguel Blesa en el momento que se evidencia que se dedicaba a robar a los clientes, a saquear Caja Madrid y a despilfarrar el dinero en suntuosidades de nuevos ricos. El expolio tiene un precio: la lealtad absoluta hay que pagarla convenientemente para torcer la voluntad y constituir Blesa y los 86 ladrones y así poder robar a manos llenas.


Artículo completo en este enlace

No hay comentarios: