Últimas entradas

Lo último

jueves, 2 de octubre de 2014

EL CORRAL HUMANO

Toda la vida me he preguntado, ¿para qué quiere un dios aquel que es la representación del mal, aquel que va a misa a confesarse o a comulgar y en cuanto sale a la calle es capaz de traicionar a su propia madre?

Si dispusiera del don de la escritura, no lo podría haber expresado mejor que el autor de este artículo, afortunadamente siempre hay quien dispone de dicha capacidad y en ocasiones con la misma ideología, éste es uno de esos casos:


  • Millones de peregrinos se reúnen a primeros de año en la India,
    en el Kum Mela, donde confluyen tres ríos sagrados
  • Cientos de miles de personas acogen entusiastas al papa Francisco
    durante su viaje a Albania en un país, hasta hace muy poco, ateo
  • Doscientas mil personas en España para asistir a la canonización de Portillo, figura de una asociación tan “liberal” como El Opus dei
  • Cientos de miles de fanáticos religiosos dando las siete vueltas en torno a la piedra negra en la Meca
  • Muro de las lamentaciones: millones de personas hablando con una pared de piedra en Jerusalén
  • Procesiones de Semana Santa: miles de personas disfrazadas con cucuruchos en la cabeza paseándose por las calles cual película de Zombis
  • Sangrientas auto flagelaciones por todo el planeta por motivos religiosos
  • Etc, etc… 
No cabe duda de que el nivel de borreguismo humano en pleno siglo XXI es cuanto menos, desmoralizante (lista de 8 de los eventos religosos más importantes)


El profesor de historia Noah Harari describe perfectamente la farsa deísta existente desde hace miles de años. ¿Cuál es el secreto de la permanencia de esos dioses absurdos y sanguinarios por los que se mata, se sufre  y se muere absurdamente? Que su difusión y continuación siempre han interesado al poder humano para mantener sus privilegios. En todos los países el cetro, la corona, el dominio, se han apoyado, y lo siguen haciendo, en el báculo, la tiara, la existencia de un ser poderoso que castiga o lleva a un cielo difuso.
“Todas las INSTITUCIONES sobre las que se construye nuestra forma de vida son RELATOS, FICCIONES, FÁBULAS: los derechos humanos, las naciones, las empresas, los dioses. No significa que no sean importantes; son extremadamente importantes. Pero están basados en la necesidad de una creencia. Es como el dinero: es una convención.
Noah Harari
EL PASTOREO RELIGIOSO DEL CORRAL HUMANO
Naturalmente, determinados grupos de poder, como los famosos illuminati (élites sectarias arraigadas en el poder) comprendieron desde el principio la eficacia de esos planteamientos y con ello se incrustaron en todas las razas y naciones, atontando a quienes iban a ser explotados y de ser preciso, exterminados, propagando el engaño general para no ser estorbados en sus propósitos.
Todo vale para dichos propósitos, principalmente sembrar el terror, ya sea por medio de fanáticos asesinos, como de virus letales, como de amenazas de una tercera guerra mundial o desastre climático. Porque un humano espantado se desactiva perdiendo toda capacidad de rebelarse ante situaciones injustas.
Y soportamos la zarabanda de líderes estrechándose la mano
masónicamente, acogiéndose al ojo de Horus, cumpliendo
determinados ritos numéricosmintiendo como cosacos, corrompiendo
y corrompiéndose, en un baile de la muerte como el que reflejó
Bergman en sus películas.
¿Cómo podremos contra ello? SABIENDO Y DESPERTANDO AL ENGAÑO. Y eso es la verdaderamente complicado, entre millones de anestesiados.
Pero yo añado algo que casi nadie menciona, pero resulta esencial.
Muchas veces he dicho que nuestros mentores impedirían una
destrucción total masiva, y me reafirmo en ello. Por lo que ya
os puedo asegurar, que por muchas maquinaciones que soportemos,

no habrá una tercera guerra mundial, ni una catástrofe climática
masiva.

Todos los dioses que hemos inventado y en los que miles de millones
creen ciegamente son falsos, imaginados por nosotros. Y nuestra
torpeza nos impide conocer a otros Seres, que sin ser dioses, si
tienen el poder de impedir que esos vaticinios funestos se cumplan.
En que ésta es la única verdad, he empeñado mi propia vida
y terminaré proclamándola hasta el final,me cueste lo que me cueste.
Todo antes de soportar ovejunamente la conspiración de los
poderosos, con sus búnqueres e iniquidades.
Con tan solo una persona que entienda, este esfuerzo no habrá sido inútil. 

No hay comentarios: