Últimas entradas

Lo último

lunes, 23 de junio de 2014

EL ESCANDALOSO CASO DEL TENIENTE LUIS GONZALO, "UN PASO AL FRENTE"




Cuando la idea de escribir un libro se le pasó por la cabeza, hace más de un año, decidió mantenerlo en secreto. Tanto en su entorno laboral como en su familia. Lo hizo movido por la frustración que vivía día a día. Confiesa que “no esperaba tanta repercusión”. Pero la ha tenido.
Tanta que incluso ha sido apartado de sus funciones, suspendido de empleo, y se enfrenta a un proceso judicial que seguramente derive en su expulsión de las Fuerzas Armadas y posiblemente en una pena de cárcel militar. “Sé que personalmente mi carrera está arruinada” asegura.
El teniente Gonzalo Segura recuerda cómo le comunicaron la “pérdida de confianza”, un eufemismo que indica que ya no le quieren en su unidad. Un paso previo a la expulsión. “Un día mi capitán me dice “deja todas las cosas y acompáñame”. Le llevan hasta un cuarto de baño, en el que no sabía que se iba a encontrar.
Al entrar ve que han llevado hasta allí una mesa y cuatro sillas. Dos las ocupaban ya un teniente coronel y un capitán. Le informan de que inician el proceso de ‘pérdida de confianza’ y le comunican que tiene “15 minutos para recoger sus cosas” e irse. Unos minutos que pasan bajo la atenta mirada de su capitán, al que habían puesto a su mando unas semanas antes “para dar parte de mi” explica.
Cuando ha tenido que volver al cuartel –una vez al mes- ha vivido situaciones tensas. Con su tarjeta de acceso desactivada, deben avisar al coronel jefe del Regimiento de  Transmisiones en el que estaba destinado para que de su permiso. Una vez dentro, le escoltan dos policías militares.
Incluso tratan de evitar que entre en algún edificio, y le llegan a proponer que le pondrán el sello que necesita en unos jardines. Todo con tal de mantenerle alejado de sus antiguos compañeros, a quienes dice les han prohibido hablar conél o charlar sobre el libro.
Luego llega la apertura del proceso judicial por dos faltas que afectan a la disciplina. Las acepta, pero se pregunta “¿son falsas mis declaraciones?Si son falsas métanme en la cárcel. Pero no seis meses, sino 4, 5 o 6 años. Y si es verdad, hagan una auditoria, analicen lo que está pasando y tomen medidas”.
Denuncia también el fenómeno de las ‘puertas giratorias’, el trasvase de personal desde la cúpula de las Fuerzas Armadas a empresas de Defensa con las que tiempo atrás, esos militares han firmado “compras terribles de armamento o material”. “Es un disparate, es el dinero de todos los españoles” indica.
“¿Todos los militares somos corruptos? No. Pero hay que cambiar el modelo, está obsoleto”. Y envía un mensaje a los militares para que no se conviertan en “cómplices”. “Su lealtad es con España, por encima de sus compañeros” asegura.

No hay comentarios: