Últimas entradas

Lo último

domingo, 1 de junio de 2014

CIGARRILLO ELECTRÓNICO, POCO HUMO Y MUCHAS DUDAS



EFE. 31.05.2014 - 09:51h 

El cigarrillo electrónico se ha convertido en una alternativa al tabaco tradicional y ha provocado que los médicos y expertos debatan duramente sobre si se trata o no de una alternativa menos dañina para la salud. Así, esta semana, hemos comprobado como la división de opiniones sigue ahí y no parece que haya acuerdo a la vista en un corto periodo de tiempo.

Expertos a favor

Un grupo de expertos británicos en salud pública y tabaquismo ha pedido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta semana que no penalice el uso de cigarrillos electrónicos, pues los consideran útiles para dejar de fumar. En su carta, que esta semana difundía la BBC, los partidarios de estos cigarrillos argumentan que sería incorrecto equipararlos al tabaco, dado que se ha demostrado que, a pesar de contener concentraciones de nicotina, son "una innovación de salud importante" y ayudan a dejar el hábito.


No obstante, otros sectores del Reino Unido, incluidos los colegios profesionales Asociación Médica Británica y la Facultad de Salud Pública, piden que estos vaporizadores electrónicos se regulen y que se estudien sus efectos en la salud a largo plazo.

La Agencia de Salud Pública de Inglaterra dijo en un informe reciente que los conocidos como 'eCigs' requieren "una regulación apropiada, controles rigurosos y gestión del riesgo" para optimizar sus beneficios.

La carta de los partidarios, entre ellos el experto en psicología de la salud y estudios del tabaco Robert West, se difunde cuando la OMS estudia cuáles serán sus directrices a los Gobiernos respecto a la regulación de los cigarrillos electrónicos. Estos 'cigarrillos' consisten en un sistema electrónico inhalador diseñado para simular y sustituir el consumo de tabaco. Mediante una batería de pequeño tamaño, calientan y vaporizan una solución líquida, que puede contener nicotina o solamente aromas.

Los firmantes de la carta piden a la OMS que "reprima la necesidad de controlar y suprimir los cigarrillos electrónicos" y aseguran que han visto un documento interno del organismo en que los califica como "una amenaza" para la salud.

"Si los reguladores tratan los productos de nicotina de bajo riesgo como los productos tradicionales de tabaco, los están definiendo inapropiadamente como parte del problema", dicen.

"Nos preocupa que la clasificación de estos productos como tabaco haga más mal que bien", escriben en su misiva, donde subrayan que el potencial de estos dispositivos para ayudar a dejar el hábito es "enorme".

Un portavoz de la OMS, cuyo tratado sobre el tabaco cubre actualmente a 178 países, dijo a la BBC que este organismo "está preparando sus recomendaciones para los Gobiernos en cuanto a la regulación y la comercialización de cigarrillos electrónicos y dispositivos similares".

Estas recomendaciones, elaboradas según estudios científicos, se debatirán este año para determinar la nueva Convención para el control del tabaco.

"Trabajamos con los reguladores nacionales para examinar las varias opciones de regulación, y con expertos en toxicología, para entender más sobre el posible impacto en la salud de los cigarrillos electrónicos", afirmó esta fuente.

En el Reino Unido, el Gobierno de Gales se plantea prohibir el consumo de 'eCigs' en lugares públicos porque cree que "normaliza" el hábito de fumar y puede animar a niños y jóvenes.

Expertos en contra 

El cigarrillo electrónico con nicotina es tóxico, no ayuda a dejar de fumar y su publicidad es peligrosa, según 130 neumólogos y expertos en tabaquismo que han participado en un estudio realizado con motivo de la celebración del Día Mundial sin Tabaco. El análisis ha sido coordinada por la Fundación Lovexair, y la dirección científica ha correspondido a la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid) y a la Sociedad Española de Expertos en Tabaquismo (Sedet).


El cigarrillo electrónico con nicotina es tóxico, tal y como opinan el 97% de los profesionales consultados, ya que contiene nicotina, una sustancia altamente adictiva con consecuencias para la salud del que lo consume.


El 88% de los profesionales opina que la nicotina que contiene el cigarrillo electrónico es al menos igual de dañina que la que se consume con el cigarrillo manufacturado.


Preguntados sobre si este tipo de artefactos pueden ayudar a abandonar el tabaco, un 61% afirma que no, mientras que otro 22% opina que podría ser pero bajo estricto control médico.

Un 17% de los profesionales afirma no tener conocimiento suficiente por el momento para dar una opinión. Por lo tanto, en su mayoría opinan que el cigarrillo electrónico no muestra utilidad como instrumento del fumador a la hora de dejar de fumar.

La mayoría opina que no puede ayudar a abandonar el tabaco, sino que, al contrario, es más evidente el riesgo de recaída que conlleva su consumo en los ex fumadores, como así lo han expresado el 93% de los encuestados.

Es un producto que está acompañado de una publicidad que resulta muy peligrosa, o al menos así lo cree el 95% de los profesionales preguntados.

Un aspecto muy importante para los expertos es mantener "la desnormalización" del tabaco en la vida diaria, es decir, lograr que "fumar"o "vapear" siga siendo algo alejado de lo habitual. Por ello, un 97 % de los encuestados estima que su uso masivo afecta a esta "desnormalización".

También prácticamente la totalidad recomienda que las autoridades limiten y regulen su uso de manera similar a la normativa sobre el tabaco para su consumo en general.

En la encuesta también se observa que un 66% de los especialistas considera que debería ser regulado de manera similar a la de un medicamento, no porque lo consideren así, sino principalmente para conocer y estudiar su composición y los efectos que producen todos sus componentes al ser consumidos por inhalación.


Para un 44%, es necesario esperar hasta conocer estudios científicos que midan realmente sus efectos sobre la salud, un 36% no recomendaría su uso nunca, un 10% cree que se podría usar en poblaciones específicas y un 4% opina esto mismo pero de manera general para cualquier fumador. 

No hay comentarios: