Últimas entradas

Lo último

sábado, 21 de junio de 2014

CEMSSA - AYUNTAMIENTO Y LA MADRE QUE LOS PARIÓ

   El alcalde y regidores responsables de la vía pública, de paripé como siempre, haciéndose fotos y acudiendo a todo tipo de eventos para que se vea que hacen algo, mientras, los vecinos seguimos sufriendo las consecuencias de su ineptitud e incompetencia.

   Otra vez a perder el tiempo por culpa de la porquería de parquímetros tercermundistas que tenemos en Segur.
   
   Ayer sobre las 18:45 recibo una llamada de unos amigos que venían a Segur y a los que no veía hacía tiempo, quedamos para vernos en el paseo marítimo, cuando llego, alrededor de las 19:00 coincidimos en un espacio de la zona azul donde cabían ambos vehículos, prácticamente sin tiempo a apearme nos saludamos, dejamos los vehículos estacionados y nos dirigimos a una terraza del mismo paseo olvidando que había que sacar el correspondiente tíquet..., craso error, fallo nuestro, que a pesar de que siempre tengo la costumbre de hacerlo, lo especial de ese momento hizo que por primera vez en mucho tiempo me pasara por alto.

   Alrededor de las 20 h nos vamos cada cual a su casa, cuando me bajo del vehículo veo que en el limpiaparabrisas derecho hay algo, es entonces cuando me doy cuenta de que en el paseo ya se pagaba y se me había olvidado poner el tíquet, así que lo que se veía en el parabrisas no iba a ser publicidad, efectivamente se trataba del sobrecito y la multa, en ese momento llamo a mis amigos para que comprueben si también han sido multados, hecho que me confirman. Cada uno por su cuenta bajamos al paseo, yo me paro en el parquímetro que hay en el mismo paseo a la altura de la calle Sena (frente al Rte. Oscar), le doy al botón de la pantalla hasta que aparece el texto "MULTA", introduzco cinco monedas de euro conforme establece la norma de anulación de multas y como reza en el mismo tíquet, sale en pantalla el aviso de tíquet tras haber confirmado con el otro botón, pero... ¡sorpresaaaa!, el tíquet no sale (Error nº 1).


ODISEA AZUL (Parte I)

   Llamo al teléfono que aparece en el mismo aparato y que corresponde a CEMSSA,  a las 20:16 y no responde, lo vuelvo a intentar 20:17, sigue sin responder, acto seguido llamo a la policía local 20:18, le comento la situación y me indica que tengo la opción al día siguiente de dirigirme al domicilio de la empresa (Cemmsa), que se encuentra el la calle Vilamar (Error nº 2, no se encuentra en esta dirección), le comento que si me dirijo a esa oficina al día siguiente, ¿cómo justifico el hecho de que no me ha salido el tíquet y quien me asegura a mí que no me llegará la sanción de 28 euros?,  que éste no es el funcionamiento correcto del sistema, que si me pude mandar una patrulla para levantar un acta y de esta manera poder justificar la reclamación,  me responde que ellos tampoco lo pueden comprobar, le respondo que lo que no puedo hacer es no dejar constancia del hecho y que tras haber pagado los cinco euros corra el riesgo de que me llegue la multa de 28, me comenta que cuando vaya a esa oficina de la empresa podrán comprobar el registro de llamadas, a lo que le manifiesto: ¿quién me garantiza que esta gente haga un registro de llamadas?, entramos en una dinámica en la que observo que no hay demasiado interés ni conocimientos de como abordar esta situación, es cuando le comento que este funcionamiento es muy irregular, dando muy mala imagen de cara al turismo y que en nombre de la asociación de vecinos lo íbamos a hacer público, cuando accede a mandar la patrulla.

   A los pocos minutos se presenta la patrulla, le comentamos lo sucedido al agente 1** y nos manifiesta que ellos lo único que pueden hacer es registrar la incidencia por si nos hace falta cuando vayamos a Cemssa, le comentamos que si lo quiere comprobar, podemos realizar la operación con el tíquet del otro vehículo denunciado, a lo que nos responde que no es necesario, que confía en nuestra versión, de momento la cosa queda así.

ODISEA AZUL (Parte II)

   Ésta misma mañana nos vamos hacia Calafell, nos recorremos la calle Vilamar entera, preguntando a varias personas no encontramos a nadie que conozca el paradero de la oficina de Cemssa, realizamos una llamada a la policía local para que nos informe del domicilio de la misma, la persona que amablemente nos atiende tiene que realizar la consulta con sus compañeros, le informan que la oficina está ubicada en la calle Sant Pere, en las dependencias de la playa, a los pocos minutos nos llaman para confirmar, mientras nos dirigimos hacia las dependencias realizamos varias llamadas a Cemssa sin éxito.

   En el tíquet se indica que hay 24 horas de margen para realizar la anulación de la multa, sería comprensible que mientras están funcionando los parquímetros la empresa debería tener a alguien atendiendo las quejas, cuánto menos un simple contestador, pero de eso, nada, no conozco ninguna empresa privada capaz de llevar una gestión tan desastrosa como ésta.

   Llegamos a las dependencias y nos dirigimos a la segunda planta, la oficina está cerrada a cal y canto, hay un cartel en la puerta con el mismo teléfono de la máquina y otro número móvil que desconocíamos, llamamos a ese móvil y tampoco responde.

   Al salir de las dependencias nos encontramos con una patrulla, dos operadoras de Cemssa, la furgoneta de Cemssa y al Sr. Clavero, del que no voy a hacer comentarios ahora porque ya sabemos que pie calza, no viene al caso y ha pasado de largo, le comentamos a las operadoras la situación y las de la furgoneta nos dicen que les dejemos la denuncia que ellas lo iban a resolver y que depositáramos la anulación de la otra denuncia que nuestros amigos nos dejaron y así lo hemos hecho.

   Aprovechando la ocasión, remarcar una circunstancia que suele pasar por alto, cuando realizas la anulación de la denuncia sólo sale un tíquet, el que se deposita en el sobre, de manera que uno no tiene ningún justificante de haber realizado la operación, algo tan simple como imprimir dos y poder guardarte uno para justificar dicha anulación.

CONCLUSIÓN ODISEA AZUL

   Hace unos meses ya le estuvimos comentando al gerente de Cemssa acerca de esa falta de coordinación y de información por parte de la policía municipal y esa falta de atención al público por parte de la empresa, a lo que nos respondió que era algo necesario y que se iba a hacer, lo que no sabemos es cuando.

   Insisto en algo muy importante, esta odisea (y no es la primera), la padecemos gente del pueblo, que más o menos nos podemos mover con cierta facilidad al conocer el municipio, no quiero ni pensar la imagen que seguimos dando cuando ésto le suceda a un visitante o turista, lo peor de todo es que son de esos problemas de fácil solución y prácticamente sin coste, simplemente ganas de hacer las cosas como se debe y estar al servicio del ciudadano, no ningunearlo ni ignorar una realidad tan evidente, hechos como éste, ahora que estamos en período vacacional lamentablemente se repetirán sin que nadie haga nada por evitarlo. Gracias ayuntamiento por tan buen servicio.

¡¡¡ANIREM AVANÇANT PERQUE SOU UNS CRACS!!!

No hay comentarios: