Últimas entradas

Lo último

martes, 27 de mayo de 2014

"OS VOY A MATAR A TODOS"

   Dicho y, hecho, no a todos, pero sí a unos cuantos, ésta sociedad está degenerando a la misma velocidad que los que la gobiernan. Empiezan a ser lamentablemente habituales casos como el de este joven americano, que pareciendo que lo tiene todo, en realidad carece de lo más importante. Una enfermedad mental parece extenderse sin control provocada probablemente por la ausencia de valores, educación, respeto y la total ausencia de alicientes, algo al parecer, sin cura, de momento y lo peor es que acaba pagando quien no tiene culpa.


La affluenza es una patología psíquica que, a pesar de no estar incluida, todavía, en el manual de referencia de los trastornos mentales (el denominado DSM-5), se está convirtiendo en algo aterradoramente común. Según sus teóricos, esta dolencia tiene que ver con una especie de comportamiento disoluto, sin valores y con la falta de sentimiento de culpabilidad que experimentarían las personas ricas por su ambición desmedida, especialmente los herederos de grandes fortunas. En definitiva, niños ricos consentidos, que lo tienen todo, pero han recibido una educación tan permisiva que carecen de autocontrol o disciplina.
Elliot Rodger, a quien la policía ha identificado como el supuesto autor del tiroteo, era el hijo del director de cine Peter Rodger (entre otros filmes, fue ayudante de dirección en Los juegos del hambre), que recurrentemente ostentaba en las redes sociales sus coches de lujo, sus viajes al continente europeo en primera clase, sus paseos en limusina o su asistencia a conciertos privados, por ejemplo, de Katy Perry.
Y llegó el amor, que no puede comprarse con dinero
Su cuenta de Facebook, así como los vídeos que periódicamente colgaba en Youtube, haciendo gala de su lujosa vida, dan buena cuenta de su forma de ser pero, sobre todo, de los problemas psicológicos que lo corrían por dentro: “Tengo un buen coche, un BMW negro 328i (con un precio a partir de 30.000 euros). Bueno, un coche mucho mejor que el del 90% de la gente de mi universidad” o “estas gafas de sol son de Giorgio Armani, ¿ves? Mira que bien me sientan”, se jactaba.
Unos mensajes que se cruzaban con estas otras afirmaciones, mucho más truculentas aún: “Es muy injusto que otros jóvenes puedan llegar a vivir una vida tan satisfactoria, mientras que yo nunca pude ser feliz. Encima, ahora he podido confirmar que mi hermano pequeño se convertirá en uno de ellos. Él va a ser un chico muy popular que atraerá a las mujeres. Las chicas van a quererlo. Él se acabará convirtiendo también en uno de mis enemigos”, advertía Rodger en un vídeo de casi siete minutos de duración que colgó en Youtube.

La frustración, la rabia y la soledad que sentía el joven se refleja en otros vídeos que frecuentemente subía a internet, haciendo hincapié, sobre todo, el la “injusticia” de que nunca fuese amado por una chica: “No tiene sentido. Hago todo lo que puedo por atraer a las chicas. Visto bien, soy sofisticado, soy un caballero, tengo un buen coche… Pero aún así nunca me dan una oportunidad. No sé por qué”. Finalmente, asegura que sentirá un "gran placer en matarlos a todos ustedes", y que así se comprobará quién es el verdadero "macho alfa". Unas afirmaciónes que le han valido el apelativo de 'Virgin Killer' por parte de la prensa anglosajona.
Materialismo y soledad
Una persona que ha podido tener acceso a todo lo que se le antojaba, ya fuesen coches de lujo, ropa de primeras marcas o un ostentoso piso de estudiantes en una de las zonas residenciales más caras de California, no lograba entender cómo se le podían resistir las chicas. Pero no sólo eso. Su actitud, criticada de cínica, déspota y perturbada por parte de los compañeros de universidad que lo trataron más de cerca, lo llevó a no tener amigos, algo que tampoco estaba dispuesto a aceptar.
El joven muestra uno de sus coches, en una foto subida a su perfil de facebook


No hay comentarios: