Últimas entradas

Lo último

martes, 6 de mayo de 2014

LA JUSTICIA ESTÁ CIEGA... Y ARRUINADA



Caso Nóos (abierto): Más de 3 añosCaso Blesa (abierto): Más de 1 año, Operación Malaya (cerrado): 8 años; Caso Bárcenas (abierto): Más de 1 año; Jucio Prestige (cerrado): 10 años. Tan solo se trata de una pequeña lista de los procesos judiciales más mediáticos de los últimos años. Una breve panorámica de la justicia española que desvela la lentitud con la que se llevan a cabo la instrucción de los distintos casos

Las distintas asociaciones judiciales coinciden en que el nexo de unión radica en la falta de medios, tanto técnicos como humanos. Una afirmación general que se sustenta en casos específicos como el de Badajoz. El pasado 24 de abril, el secretario judicial elevó un escrito al Ministerio que dirige Alberto Rúiz-Gallardón en la que dejó patente la situación que vive el Juzgado de Primera Instancia nº2 de la provincia extremeña.
"Yo, el secretario judicial, mediante esta diligencia hago constar que no se puede cumplimentar el presente exhorto, toda que en este Órgano Judicialno dispone de fotocopiadora y el funcionario del Cuerpo de Auxilio está en situación de baja por enfermedad", señala el texto.
Algo tan básico para cualquier oficina como una fotocopiadora, y cuyo coste no supera los 500 euros, lleva más de un mes sin ser sustituida pese a las insistencias de los funcionarios del centro. Al tratarse de un medio primordial para el normal funcionamiento del Juzgado, se ven obligados a acudir a los edificios colindantes. El secretario judicial elevó la queja cansado de pedir favores a sus compañeros. ¿Se trata de un hecho aislado o existen más casos en el resto de España?
Marcelino Sesmero, portavoz de la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, asegura que existen otros juzgados con una situación similar a la de Badajoz. "Desde hace unos años nos han llegado quejas por la total ausencia del mantenimiento. Como es lógico, por el uso se desgastan fotocopiadoras y ordenadores, pero la única solución que dan las Comunidades Autónomas es poner parches, en vez de promover la sustitución", señala Sesmero.
Un panorama que no es nuevo para los funcionarios de los órganos de justicia españoles. La crisis económica de los años 90, cuando gobernaba el socialista Felipe Gónzalez, los medios materiales era escasos y cualquier instrumento técnico que pasaba de garantía no se reponía. Ahora, más de 20 años después, surgen las mismas dificultades cuando se pide la reposición de un material técnico. Según Marcelino Sesmero, "A diferencia de la Agencia Tributaria,  aquí cuando un ordenador se estropea no existe la agilidad necesaria para sustituirlo".
¿CUÁLES SON LOS JUZGADOS MÁS AFECTADOS?

Hay que analizar cada comunidad autónoma con independencia. Hay regiones en las que la situación es aceptable como Cataluña, País Vasco o Andalucía, mientras que los juzgados Extremadura, Castilla-León, Castilla- La Mancha o Madrid afrontan importantes carencias de medios técnicos e infraestructuras.
Pese a que la situación difiere dependiendo de las Comunidades Autónomas, Marcelino Sesmero afirma categóricamente que "la situación de la justicia es denigrante, ya que no se ha realizado ninguna inversión prácticamente durante los últimos 30 años". Un abandono que es más evidente incluso en Madrid. Según el portavoz de la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, "el estado de los edificios de justicia madrileños es lamentable". Una afirmación que continua la línea de las últimas quejas realizadas por el sindicato de funcionarios CSI-CSIF.
El pasado 2 de abril, la Central Sindical alertó a los medios de la indignante situación en la que se encuentran los juzgados de lo Mercantil de la capital de España. Según CSI-CSIF, "el incremento desmesurado de los expedientes ha propiciado que se encuentren al borde del colapso, en un estado de hacinamiento e incluso de insalubridad para los funcionarios". De esta forma, se demuestra que la crisis económica y la reducción de los presupuestos ha afectado de lleno a la justicia española, ya de por sí muy deteriorada, sobre todo, en comparación con el resto de organismos públicos.
Además, más allá de la falta de medios materiales, los juzgados más afectados son los que actúan en poblaciones inferiores a los 100.000 habitantes, los cuales "estarían abandonados a su suerte", según Marcelino Sesmero. Tanto a nivel de edificio como de efectivos, los juzgados de primera instancia, que representa la justicia básica, también presentan un significativo y preocupante deterioro.
¿CÓMO AFECTA A LOS PLAZOS PROCESALES?
La falta de medios humanos y técnicos ha propiciado que los procesos judiciales se dilaten alarmantemente en el tiempo. No existe ningún estudio que revele los periodos exactos, pero es evidente que la necesidad de medios técnicos en la instrucción de casos complejos, como la Operación Malaya, provoque que las pruebas periciales requeridas no permitan el normal progreso de los magistrados. Por ejemplo, en el caso del Ayuntamiento de Marbella, los investigadores pidieron auxilio al Ministerio de Hacienda para utilizar sus escáneres, más modernos y sofisticados, pero fue desestimada por una cuestión de competencias.
CUATRO AÑOS SIN INCORPORAR PERSONAL
Pese a la denunciada falta de medios en los juzgados españoles, Marcelino Sesmero asegura que "es más necesario aumentar la plantilla de magistrados". Los recortes llevados a cabo por el Ministerio de Justicia han provocado la supresión de los jueces sustitutos y la paralización del incremento de las plazas judiciales. Desde hace cuatro años, el portavoz de la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, asegura que tan solo se han cubierto las jubilaciones.
Una situación que también han denunciado recientemente las dos últimas promociones de la Escuela Judicial de Barcelona. Más de cuatrocientos jueces que en la actualidad se encuentran sin destino y que la única ocupación que pueden desempeñar es en función de sustitutos.
¿QUIÉN ES EL RESPONSABLE?
El máximo responsable de todos los organismos judiciales es el Ministerio de Justicia y, por lo tanto, el ministro Alberto Ruiz-Gallardón. El Gobierno de Mariano Rajoy tiene la competencia general, aunque actualmente las Comunidades Autónomas gestionan el personal y los medios de los distintos centros. Para Marcelino Sesmero, "los distintos gobiernos no han sabido gestionar estas competencias y lo único que han hecho es empeorar la situación".
Pese a la alarmante coyuntura que presenta, Sesmero asegura que "no hay ningún atisbo de mejora a corto plazo e incluso intuimos que va a empeorar mientras siga al frente Ruiz-Gallardón".


No hay comentarios: