Últimas entradas

Lo último

lunes, 12 de mayo de 2014

AYUNTAMIENTO, OÍDOS SORDOS MIENTRAS OTROS HACEN SU TRABAJO

Mientras el ayuntamiento se dedica al paripé, a las fotos y al autobombo, vecinos de un partido sin representación en el consistorio, no cesan en sus reivindicaciones en representación de muchos afectados. Volvemos a salir en la prensa, esta vez para que todo el mundo vea quien hace el trabajo que deberían realizar los que cobran buenos sueldos y que en teoría serían quienes tendrían que preocuparse por los problemas de los vecinos, no sólo de salir en la foto. Estos vecinos dedican mucho tiempo y esfuerzo en gestionar asuntos como el paso subterráneo y la estación de Segur, seguro que a base de insistencia lo van a conseguir, lo lamentable es que con la cantidad de gente que hay en el ayuntamiento esas gestiones probablemente se podrían realizar de forma más ágil y rápida, felicitaciones a estos vecinos y una vez más una enérgica protesta por la pasividad del equipo de gobierno.


o: 20:39 - 10/05/2014
La Generalitat, como responsable del servicio ferroviario de Cercanías de Barcelona, que incluye la estación de Segur de Calafell, señala que la reiteración de actos vandálicos que destrozan los ascensores de la instalación exige «una actuación extraordinaria que está en fase de contratación urgente».
El escrito es en respuesta a la petición de vecinos y de Iniciativa per Catalunya-Els Verds de Calafell porque los ascensores de la estación llevan meses sin funcionar. La instalación está destrozada a patadas por actos de vandalismo que perjudican a todos los vecinos.
Elevado coste
Poco puede hacerse cuando las averías son por vandalismo gratuito. La Generalitat señala que en el caso de los ascensores de la estación de Segur «la mayor parte de las averías tienen un origen vandálico» que representa, además de un elevado coste económico, la imposibilidad de ofrecer «el nivel de servicio, confort e imagen que deseamos».
Apunta que además que en los contratos de mantenimiento por avería hay partidas para hacer frente a destrozos vandálicos o inundaciones. Pero en el caso de Segur de Calafell, «debido a la reiteración de este tipo de averías, es necesaria una actuación extraordinaria».
Además de la imposibilidad de que personas con movilidad reducida o cargadas con paquetes puedan usar el ascensor para acceder al andén, los equipos con las puertas reventadas dan una mala imagen a las instalaciones.
Mano dura
Los vecinos piden mano dura contra los responsables de los destrozos y en este sentido sugieren que Renfe o la Generalitat pongan cámaras de vigilancia para cazar a los vándalos. También reclaman que el Ayuntamiento instale equipos de seguridad para evitar esas acciones.
Generalitat y Renfe acordaron colaborar para intentar evitar el vandalismo. La estación de Segur también ha sido reiteradamente objeto de grupos de grafiteros que ensucian las instalaciones. Cuando la compañía ferroviaria los limpia, a las pocas horas los autores de las pintadas las vuelven a hacer e incluso retan a los encargados de la limpieza y a la propia Policía Local.

No hay comentarios: