Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

viernes, 30 de marzo de 2012

LA NECROFILIA ISLÁMICA

No, raros no son, yo rareza lo llamaría al tipo ese que sale con las barbas y melenas de colorines en el programa "Tú si que vales", pero este comportamiento que ya está bautizado como necrofilia, que de por si ya suena aberrante aparte de que cualquier persona de las que conozco sería incapaz de justificar, lo que menos se entiende es que ese comportamiento lo autorice un erudito en los asuntos islámicos, cada vez entiendo menos a esa sociedad, puede que haya quien siga diciendo que criticar ese tipo de comportamiento sea racismo, en realidad ya me da lo mismo, a ver quien lo defiende y consigue convencer a alguien de que esto entra dentro de alguna lógica conocida.
(Artículo de AD)
Una autoridad islámica marroquí autoriza a un viudo a mantener sexo con el cadáver de su esposa

Abdelbari Zemzami no es un académico ordinario, es un ilustre y afamado experto del Islam en asuntos excepcionales, cuestiones que no han sido delineadas en el Corán, el Hadiz, o en cualquier lugar de la Shari´a.
El respetado erudito y juriconsulto del Islam en Marruecos ha emitido una fatua en la que permite a un hombre cumplir con sus deberes maritales con el cadáver de su esposa recién fallecida.
Esta fatua permite al devoto musulmán viudo que pueda copular con su esposa recién fallecida, aunque no especifica el número de horas post mortem en las que el viudo puede retozar con el cadáver de su esposa.
Zemzami justifica su musulmana decisión por medio de la analogía: Un buen matrimonio musulmán se reunirá nuevamente en el Paraíso de Alá, y a partir de la muerte no se puede alterar contrato matrimonial, por lo que no es un obstáculo para el deseo del marido de tener relaciones sexuales con el cadáver de su recién difunta esposa.
Para visionar el video en el que el experto jurista de la Shari´a justifica la necrofilia desde la perspectiva islámica, pulse AQUÍ

No hay comentarios: