miércoles, 23 de febrero de 2011

Wiki-Wiki...


Tramas ocultas del poder, mentiras en la guerra, maniobras de los grandes bancos, hipocresía de los más poderosos, criminales de guante blanco, ejecuciones de presuntos enemigos, espías disfrazados de embajadores, diplomáticos al servicio de grandes empresas, dictaduras amigas versus democracias enemigas, corrupción en los despachos oficiales, libertades amenazadas y terroristas al servicio de los gobiernos. Parecen las tramas de un thriller de ciencia ficción, pero son en realidad algunos de los grandes secretos destapados por Wikileaks. Como un culebrón de espionaje internacional, las filtraciones de Wikileaks suman un nuevo capítulo cada día.

En W de Wikileaks (Libros Cúpula, 17,00 €), el periodista Bruno Cardeñosa presenta un estudio completo sobre la figura de Julian Assange y Wikileaks, sus luces y sus sombras. Cardeñosa, que ya ha publicado varios libros como 100 enigmas del mundo (Libros Cúpula) o El día de mañana (Temas de Hoy), dirige actualmente la revista Historia de Iberia Vieja, y presenta el programa radiofónico "La Rosa de los vientos", de Onda Cero.

LA GRAN ESTAFA DE LA LUZ

ENTRAR

lunes, 21 de febrero de 2011

CADA VEZ PEOR

Conclusión

Los 25 millones de usuarios con P < 10 kw han quedado fuera del mercado de la libre competencia, pues o no son admitidos por las CML o, si lo son, éstas les aplican precios idénticos a la TUR.

La estrategia de no admitir a los usuarios con P < 10 kw o admitirlos y aplicarles la TUR beneficia a las CUR , ya que impide a esos 25 millones de usuarios (que consumen el 68.2% de la energía total en baja tensión y el 33.4% de la energía total en baja y alta tensión) entrar en el mercado de la libre competencia y, en consecuencia, les obliga a continuar siendo esclavos de los precios fijados periódicamente por el Gobierno, los cuales son calculados por el procedimiento de urgencia, partiendo de los datos sin contrastar facilitados por las grandes compañías y utilizando métodos contables irregulares
[1].

Así pues, nada ha cambiado para los 25 millones de usuarios con P < 10 kw: antes del 01.07.2009 eran suministrados por las cinco grandes distribuidoras (Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, Hidrocantábrico y E.ON) y desde el 01.07.2009 son suministrados por las cinco CUR (Endesa Energía XXI, Iberdrola Comercialización de Último Recurso, Unión Fenosa Metra, Hidrocantábrico Energía Último Recurso y E.ON Comercializadora de Último Recurso), perteneciente cada una de ellas al mismo grupo empresarial que la correspondiente distribuidora.

El negocio eléctrico de baja tensión sigue, por tanto, controlado por los mismos perros, pero con distintos collares. Por ello, los 25 millones de usuarios con P < 10 kw tenemos pleno derecho a hacerle la siguiente pregunta al Gobierno:
    Si los usuarios con P < 10 kw no somos admitidos en el mercado de la libre competencia, ¿por qué el Gobierno no nos devuelve los 9.063,3 millones de euros que nos obligó a pagar en concepto de Costes de Transición a la Competencia [2], de los cuales, 7.813,2 millones fueron a las cajas de Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, Hidrocantábrico y Elcogas?

LA MAFIA DEL KILOWATIO

Es evidente que, aunque bien pagado, Pedro Marín Uribe es un simple peón de una organización lo suficientemente poderosa para obligar a 23 millones de usuarios a pagar 8.000 millones de euros por un servicio que no reciben y para utilizar impunemente el Boletín Oficial del Estado como instrumento de una estafa que supera los 4.000 millones de euros y es tan burda que queda al descubierto con sólo echar un vistazo a las curvas representativas de la evolución del precio medio de mercado del contador monofásico de simple tarifa y del precio de alquiler de dicho contador.

La organización de la cual Pedro Marín Uribe es un simple peón está formada por las grandes compañías eléctricas y los dos principales partidos políticos, que controlan el aparato del Estado y, en particular, la Administración de Justicia, un eslabón absolutamente imprescindible, pues sin su cooperación, activa u omisiva, la organización carecería de impunidad y no podría tomar represalias legales contra quienes se atreven a denunciar sus delitos.

Ello demuestra que las compañías eléctricas y el PSOE y el PP han elegido la segunda de las dos opciones apuntadas por el magistrado italiano Paolo Borsellino, asesinado en Palermo en julio de 1992:
    "Política y Mafia son dos poderes que viven del control del mismo territorio: o se hacen la guerra o se ponen de acuerdo".

Como era de esperar, la mafia del kilowatio, formada por las grandes compañías eléctricas y sus peones del Gobierno y la Administración Pública, no podía permitir que la liberalización del mercado eléctrico de baja tensión, que afecta a 26.2 millones de usuarios, acabara con sus ancestrales privilegios y ha convertido dicha liberalización en un caos, sabedora de que “a río revuelto, ganancia de pescadores”.

El Gobierno comete a través del Boletín Oficial del Estado la estafa en los precios de alquiler de los contadores de la luz [2], planificada en 1984 por el PSOE y perfeccionada en 2001 por el PP. La cantidad estafada supera ya los 4.000 millones de euros y se incrementa cada día en 350.000 euros.
La liberalización del mercado de baja tensión ha sido, por tanto, el instrumento utilizado por la mafia del kilowatio para poner en práctica el consejo del príncipe de Salina (El Gatopardo): “Es necesario que algo cambie para que todo siga igual”.