Últimas entradas

SÍGUENOS EN:

Síguenos en facebook Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Canal de youtube sígueme en Instagram

lunes, 22 de agosto de 2011

OTRA ESTUPIDEZ DE LA JUSTICIA

Esta es la típica noticia que hace que cada vez estemos más convencidos que cualquiera nos toma por gilipollas, a un español lo machacan y al chino casi le piden perdón, ahora que le pase lo mismo a un  español en china y lo mandan al paredón; leyendo el párrafo final se aprecia claramente la tomadura de pelo del individuo y se demuestra una vez más la estupidez de algunos jueces a la hora de aplicar justicia, ver para creer.
Artículo publicado por Àngel Juanpere en el Diari de Tarragona:

Absuelto ‘por no entender el español’ un chino que no sopló correctamente



Un ciudadano chino que no llegó a realizar la prueba de alcoholemia porque no soplaba correctamente por el etilómetro ha sido absuelto por el juez de desobedecer a los agentes de la autoridad. La magistrada entiende que el procesado no entendía bien las instrucciones que le daban los Mossos d’Esquadra ya que no comprende muy bien el castellano. El hombre se enfrentaba a diez meses de prisión y a la retirada del carnet de conducir durante dos años, según la petición que hizo el fiscal. Por su parte, el abogado defensor, Javier Yeste, solicitaba la absolución.



La sentencia declara probado que sobre las cuatro de la madrugada del 31 de marzo de este año, el acusado conducía un vehículo Mitsubishi Lancel Gil. Una patrulla de los Mossos d’Esquadra –que realizaba un control de alcoholemia– le hizo indicaciones para que se detuviera.
Intentos fallidos
El conductor, según la juez, «no habla español correctamente y tiene ciertas dificultades para comprenderlo». Fue requerido por los agentes, en castellano, para que se sometiera a las pruebas de alcoholemia. Asimismo, los policías utilizaron gestos y mímica. El acusado efectuó varios intentos de soplar en el etilómetro, sin que entrara aire suficiente para que pudieran obtenerse los resultados «y sin que haya resultado acreditado que entendiera todas y cada una de las indicaciones de los agentes», ni tampoco «la relevancia del requerimiento y las consecuencias de la negativa a someterse a las pruebas».
Para la magistrada, no quedó demostrado que el ciudadano chino entendiera con claridad «no ya las indicaciones e instrucciones de los agentes para realizar la prueba de alcoholemia, sino las consecuencias jurídicas de una negativa a tal requerimiento», por lo que no puede deducirse, según la juez, una desobediencia «consciente y voluntaria».
Con intérprete
Durante su declaración en el juicio –que se hizo con intérprete chino–, el procesado dijo que no entendió muy bien a los agentes cuando le pararon en el control. Lleva cuatro años en España, durante los que ha trabajado siempre para empresas chinas. Habla un poco español, básicamente frases sencillas para la vida cotidiana. Los agentes le hablaban en castellano, «pero no entendió que le dijeran que si no soplaba correctamente sería un delito, que él pidió que le dejaran llamar a un intérprete o un abogado».
Por su parte, los agentes declararon que el hombre –que tiene carnet de conducir español– sí les entendía, «aunque hacía ver que no» y que él les dijo «que había bebido». Al día siguiente el hombre se presentó en las dependencias policiales para que le devolvieran el vehículo inmovilizado. Y en esta ocasión sopló correctamente a la primera, por lo que tienen la sensación «que les tomaba el pelo». El imputado, en cambio, aseguró que había soplado bien porque un amigo le explicó qué tenía que hacer
Los agentes reconocieron que tienen documentación para los casos de alcoholemia en diferentes idiomas –como alemán o inglés–, pero no en chino.


No hay comentarios: