viernes, 1 de julio de 2011

AL LÍMITE


Un hombre al que obligan a pagar 3.000 euros mensuales a su ex mujer pese a estar en paro envía una carta al editor de AD anunciando su suicidio

Se llama Manuel Pericet Valdés. Lleva meses denunciando esterilmente su caso. Se trata de una más de las incontables víctimas de la dictadura de género impuesta a los hombres españoles por políticos, jueces y feministas radicales y que anuncia su inminente suicidio en una trágica carta manuscrita dirigida al editor de Alerta Digital.



En ella expresa su última voluntad y el contenido de su testamento. Manuel Pericet fue condenado por un juzgado de Familia de Córdoba de una pensión compensatoria a su ex mujer de 3.000 euros mensuales cuando se halla actualmente sin recursos siquiera para sobrevivir él.
Este es el contenido de la carta de Manuel Pericet dirigida a los lectores de AD: “Soy un fiel seguidor de su periódico y por eso le escribo esta carta con el ruego de su publicación. No sé si sera el cauce adecuado, pero deseo informarles de mi caso y del abuso de que estoy siendo víctima por parte de la titular del Juzgado de 1ª Instancia nº3 de Familia de Córdoba.
Mi abogado, abochornado por las resoluciones de la juez, me aconseja acudir al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, al objeto de denunciar la terrible situación en la que me encuentro, habiendoseme condenado al pago de una pensión compensatoria, de 3000 euros mensuales, resultando que estoy en paro desde febrero de 2010 y sin ingresos desde 2009, y todo ello en base a unos ingresos, supuestos, de los años 2004, 2005 y 2006.
Realmente mi desesperación ha llegado ya al límite. Cuando me han embargado la renta mínima de inserción social, los 426 euros, que es un subsidio que concede la Junta de Andalucía después de demostrar que se lleva mas de un año parado y sin ingresos, y para mayores de 50 años, como es mi caso, que tengo mas de 60 años. Acudo a ustedes como última opción”.

No hay comentarios: